Home Authors Publicado porinvitado

invitado

82 Artículos 0 Comentaríos

0 82
ejercicios Kegel después del parto

Si estás embarazada seguro que ya has oído hablar de los ejercicios de Kegel. Te los ha recomendado el médico, una amiga o has leído sobre ellos en tus libros de preparación al parto. Los ejercicios de Kegel después del parto fueron inventados por el sexólogo americano homónimo en 1940. Están pensados para recuperar el tono del cuerpo tras dar a luz, cuando sufre las alteraciones del esfuerzo del parto.

Existen muchísimas disciplinas que ayudan a recuperar la zona tras el alumbramiento, desde yoga a deportes más intensos. Sin embargo, los ejercicios de Kegel son mundialmente conocidos por su simplicidad, la facilidad que hay para practicarlos y su infalible eficacia. Son los recomendados por los médicos y los más famosos del mundo.

¿Para qué sirven los ejercicios Kegel después del parto?

Este conjunto de posturas y ejercicios busca mejorar el estado del suelo pélvico y la musculatura abdominal de las madres recientes. Es necesario (y diríamos que incluso obligado), porque con el parto vaginal nuestro organismo sufre las consecuencias del esfuerzo.

Algunos de los efectos secundarios de este desprendimiento del suelo pélvico son incontinencia urinaria, problemas intestinales, abultamiento de la zona e incluso desplazamiento de los órganos reproductivos. Pero con estos ejercicios de Kegel se recupera y tonifica el área, volviendo a su estado original.

¿Cuándo comenzar a practicar los ejercicios Kegel después del parto?

Los beneficios de esta práctica comenzarán a sentirse a los dos meses de comenzar a hacerlos. Lo ideal es comenzar durante el embarazo, para ir preparando al cuerpo y que las consecuencias no sean tan graves. Una vez se haya dado a luz hay que respetar el período de cuarentena dictado por el médico. Dejar que el organismo se recupere del parto. Date un mes y medio de descanso y, cuando el especialista lo considere, retoma los ejercicios poco a poco.

Es importante no querer zambullirse de lleno en las posturas más complicadas. Dale a tu cuerpo tiempo para ir notando la mejoría, los límites que puede alcanzar. Que sea él el que dicte la evolución de los ejercicios, poco a poco y con calma.

¿Cuáles con los ejercicios Kegel después del parto que existen?

Estos famosos ejercicios se dividen en cuatro modalidades diferentes y se pueden hacer tumbada, de pie, sentada e incluso andando. Lo ideal es repetir cada postura unas 10 veces, cuatro veces al día. Es importante hacerlos con la vejiga vacía y recordar siempre que no debe doler la espalda, contraer abdominales o cansarnos. Si esto pasa es que los estamos haciendo mal.

  • Despacio. Contraer todo el grupo de músculos de la zona baja intestinal y mantenerlos así durante unos 5 segundos.
  • Rápido. Hacer lo mismo que en el ejercicio anterior, pero contrayendo y relajando lo más velozmente posible.
  • En ascenso. Contraer y relajar los músculos en períodos de tiempo marcados, aumentándolos para incrementar la complejidad e impedir que la zona se acostumbre.
  • La onda expansiva. Hacer lo mismo pero en vez de contraerlos al mismo tiempo, hacerlo de forma sucesiva y dividiéndolo por anillos. Primero la zona de uretra. Después la de la vejiga y, por último, la del ano.

Share Button

0 185
reciclar vidrio

La conciencia por cuidar el planeta y el medioambiente está cada vez más arraigada. Dentro de ello, el reciclaje es una de las prácticas más comunes. Y de las más fáciles para aportar tu granito de arena a la mejora de nuestro mundo. Hay lugares en los que incluso es obligatorio y te multan si no lo haces. Casi todo es susceptible  de ser reciclado. El plástico, las baterías móviles, el papel, los muebles y el vidrio.

¿Cuál es el proceso de reciclar vidrio?

Reciclar vidrio es una manera de crear nuevos productos y reducir la cantidad de residuos que llegan al vertedero. Así, se ahorran materias primas y energía de fabricación. El vidrio se fabrica a partir de arena, cal y sosa. Por lo que reutilizarlo ayuda a evitar un impacto en estos materiales.

Para reciclar vidrio es importante seleccionarlo primero, ya que no todo puede ser vertido en el contenedor verde. Después, en la planta de reciclaje se clasifica por color (verde, ámbar, café o transparente). Se eliminan los excesos como papeles, etiquetas o chapas y se tritura. El resultado es calcín, un polvo grueso que se funde para fabricar nuevos productos.

¿Es posible reciclar vidrio con todos los tipos?

Es fundamental recordar que no todos los cristales son vidrio. Parecen lo mismo, pero no lo son. El vidrio es un material cerámico inorgánico conseguido a golpe de arena, sodio y caliza. Mientras, el cristal es orgánico y tiene características como sonido y brillo. Es fácil, si al golpearlo emite un toque agudo es cristal. Y entonces va al contenedor naranja.

Tampoco es posible reciclar todos los tipos de vidrio. Como decíamos en el apartado anterior, es importante seleccionarlo primero. Así, el vidrio Pyrex resistente al calor no puede ir al contenedor verde. Porque su fundición es diferente y una sola pieza de ese material alteraría todas las propiedades del resto de vidrio en el momento de la fundición.

¿Cuántas veces se puede reciclar vidrio?

Al contrario que el papel, que termina por debilitarse; el vidrio puede reciclarse de forma indefinida. Y lo hace al 100% y sin perder sus cualidades por el camino. Esto es una fantástica noticia, porque reduce el impacto medioambiental durante generaciones completas de vidrio. Sin embargo, si hay una limitación y es el color de este vidrio.

¿Importa tanto la tonalidad? La respuesta es sí. Una botella verde no puede dar lugar jamás a una transparente. Esto es importante de destacar, porque en España el contenedor de vidrio recoge todas las tonalidades sin separación alguna. El resultado es siempre una amalgama de marrones, transparentes y otros colores entre los que predomina el verde. Y se requiere el uso de materias primas para cambiar dicho tono verdoso. Así pues, el vidrio puede reutilizarse pero requiere de nuevos materiales para embellecer.

No es que nos importe que todas las botellas sean verdes. Si es por el bien del medioambiente, tampoco es importante la estética. Pero el uso de diferentes colores en botellas se utiliza también por razones prácticas, para evitar la entrada de la luz en medicamentos, para conservar propiedades del producto contenido, etc. Así pues, en algún momento futuro sería ideal comenzar a reciclar por colores como ya se hace en otros países del mundo.

Share Button

0 260
aditivos alimentarios más peligrosos

Hoy en día, todo lo que comemos está aderezado con aditivos alimentarios. Estos son sustancias añadidas a la comida para favorecer su conservación y hacerla más apetecible. Son los responsables de conseguir que los alimentos duren más tiempo sin caducar. O de que su sabor sea más intenso. Y más dulce. También más salado. O de dar un color más llamativo a determinados productos. En definitiva, no tienen valor nutritivo. Simplemente “visten” la comida y cuidan de que no sea tan perecedera.

Los aditivos alimentarios están estrictamente controlados por las autoridades sanitarias. Sin embargo, la mayoría de ellos están compuestos por químicos que pueden resultar tóxicos. Si bien es cierto que en dosis pequeñas son inofensivos, su naturaleza puede incluso ser cancerígena o promotora de enfermedades. Por ello cada vez existe más conciencia sobre estos aditivos alimentarios más peligrosos y de sus alternativas naturales.

¿Cuáles son los aditivos alimentarios más peligrosos y por qué?

El consumidor sabe ahora más que nunca. Está tomando conciencia de lo que ingiere y le importa su procedencia y sus efectos nocivos en la salud. Por eso, para poder prevenir el consumo de aditivos alimentarios más peligrosos es importante saber cuáles son.

  • Maíz de alta fructora de jarabe. Se encuentra en casi todos los procesados. Es un edulcorante artificial refinado responsable de las calorías extra que son epidemia en Estados Unidos.
  • Grasas trans. Se usan para extender la vida útil de los alimentos. Éstas elevan el colesterol, aumentando el riesgo de ataques cardíacos y otras enfermedades del corazón. De hecho, están ya prohibidas en algunos mercados como el danés.
  • Colorantes artificiales. Presentes en refrescos, zumos y aderezos. Pueden reducir el coeficiente intelectual y están vinculados al cáncer. Están prohibidos en Noruega, Finlandia y Francia.
  • Edulcorantes artificiales. Muchos alimentos diet cuentan con aspartamo, un supuesto cancerígeno y neurotoxina responsable de muchas reacciones adversas. En grandes dosis puede afectar a la memoria a corto plazo y provocar enfermedades como diabetes, depresión, cáncer e incluso acuciar los síntomas en caso de parkinson o alzheimer.
  • Bromato de potasio. Se encuentra en el pan y sirve para aumentar su volumen. Sin embargo, se sabe que causa cáncer en animales, incluso en pequeñas dosis.

Otros aditivos alimentarios más peligrosos muy comunes

  • Glutamato monosódico. Es un aminoácido que potencia el sabor y desactiva el mensaje de “estoy lleno” que llega al cerebro. Pero también es una excitotoxina que puede provocar daños oculares, migrañas, depresiones y fatigas. Se encuentra en la comida china, aperitivos y sopas precocinadas.
  • Sulfito de sodio. Es un conservante presente en el vino. Puede acuciar el problema en personas con asma y dar lugar a afecciones respiratorias.
  • Nitrato de sodio. Conservante, colorante y saborizante. Se encuentra sobre todo en el embutido y carne procesada y es altamente cancerígeno. Sin embargo, se utiliza para promover la industria cárnica, porque consigue que la carne parezca fresca y colorida.
  • BHA y BHT. Son el butilhidroxianisol, un conservante de chucherías y cereales. Éste afecta al sistema neurológico y es un cancerígeno en potencia.
  • Dióxido de azufre. Están prohibido su uso en frutas y verduras en Estados Unidos, pero se usan en muchos lugares como refrescos, licores y frutos secos. Propicia los problemas respiratorios.
Share Button

0 600
aditivos alimentarios naturales

Hoy en día todo lo que comemos lleva aditivos. Esto permite conservar los alimentos más tiempo y en mejores condiciones. Para decelerar este proceso de caducidad y para muchas otras cosas se incorporan los llamados ‘aditivos alimentarios’. Estos pueden ser de dos tipos: aditivos alimentarios naturales o químicos. También pueden utilizarse de muchas formas y tener diferentes implicaciones en nuestros cuerpos.

Casi todos los aditivos que se utilizan en los productos que adquirimos en el supermercado conllevan sustancias químicas. Su repercusión en nuestro organismo puede ser nociva en mayor o menor medida. Una cuestión que ha desatado mucha polémica. Sobre todo con el auge del estilo de vida ecológico y vegetariano, que busca alimentarse de forma más saludable y conocer al dedillo lo que ingerimos.

¿Qué opciones existen y cuáles son aditivos alimentarios naturales?

Los aditivos son fácilmente reconocibles porque aparecen con la letra “E” en las etiquetas de los productos. Pueden ser de 8 tipos diferentes:

  • Aromatizantes. son los que aportan el aroma que tiene un alimento cuando está en la boca, desde el químico safrol, polémico por ser cancerígeno; hasta aditivos alimentarios naturales como la vainilla.
  • Colorantes. buscan entrar por los ojos del consumidor con sus tonalidades vivas. Aquí se utilizan muchos diferentes y algunos de ellos, como el arsénico, han sido prohíbidos recientemente. Si buscas opciones orgánicas prueba con la remolacha o el pimentón.
  • Conservantes. estos son los más importantes, responsables de frenar el deterioro de los alimentos. Es común utilizar sustancias como el ácido sórbico y nitratos.
  • Antioxidantes y reguladores del pH. evitan la oxidación del propio alimento y la mayoría vienen incluidos de forma natural en la materia prima alimenticia. Sin embargo, algunas técnicas de producción los destruyen y hay que incorporarlo a posteriori, con ácido láctico, cítrico, graso y fosfatos.
  • Correctores de acidez. se añaden para potenciar sabores o restar acidez. El más utilizado son los sulfatos y se incorpora sobre todo en refrescos.
  • Espesantes. responsables de la textura del alimento, suelen extraerse de fuentes naturales. Los más usados son las gomas vegetales.
  • Saborizantes. edulcorantes como el azúcar o la miel; o sintéticos como la sacarina.
  • Emulsionantes. mezclan sustancias que no combinan de forma natural. Lo hacen con estructuras químicas y agua, siendo el más extendido el polisorbato.

¿Cuáles son los aditivos alimentarios naturales?

Es complicado conseguir en la naturaleza lo que se ha perfeccionado mediante la química avanzada. Sin embargo, la industria está trabajando para mejorar la experiencia sensorial del consumidor. Quiere ofrecerle opciones frescas y eliminar la etiqueta “E” de las descripciones. ¿Qué alternativas existen para hacerlo?

Las hierbas y especias son perfectas para potenciar y cambiar los sabores de los alimentos. El uso de la canela incluso se ha popularizado como antibacteriano natural. También el vinagre para evitar la caducidad temprana de encurtidos y la sal para preservar las carnes. Otro de los productos estrella en este campo de aditivos alimentarios naturales son los aceites esenciales. Estos derivan de especias como la salvia, el romero o el perejil; o de frutas como el limón y la lima.

Es complicado todavía, porque la química ha cobrado un papel importante. Pero con tantas opciones naturales no podemos hablar de imposibles.

Share Button

0 205
yoga acrobático

El yoga acrobático es una modalidad del yoga que combina esta práctica ancestral con las acrobacias. El resultado es todo un espectáculo para el que lo ve. Pero también para el que lo vive en sus propias carnes, consiguiendo descargar estrés y adrenalina a partes iguales.

También llamado acroyoga, esta modalidad aérea de ejercicio combina los beneficios físicos y mentales del yoga tradicional con la fuerza y la intensidad de las acrobacias, siendo más vigoroso y complicado que el formato clásico.

¿Cómo empezar en acroyoga?

Si quieres comenzar a practicar el yoga acrobáico, debes saber que para la mayoría de posiciones necesitarás al menos tres personas. Una fuerte para la base, otra para la parte superior y un observador, que guíe a los practicantes y se asegure de que no están en peligro.

La seguridad es esencial antes de comenzar esta práctica. Hay que hacerlo todo lentamente, con mucha comunicación y avisando siempre a la pareja del peso que vas a incorporar. No temas hablar de más, diciendo cuando algo te resulta incómodo, doloroso o demasiado complicado para ponerlo a prueba.

Acroyoga individual

Esta modalidad de yoga acrobático no está pensado para hacerlo en solitario. Como decíamos, requiere de al menos tres personas para que salga bien, se disfrute y sea seguro. Sin embargo, existen muchas clases y gimnasios especializados en los que encontrar compañeros de equipo.

Si prefieres hacerlo solo en casa, en la intimidad de tu hogar, te recomendamos que entonces pases a otro tipo de yoga más tradicional, centrado en la relajación, el cuerpo y la mente.

Yoga acrobático en pareja

El yoga es una práctica genial para hacer con tu pareja, pues desarrolla puntos como la confianza, el equilibrio y la comunicación no verbal. Además, el yoga acrobático acentúa estas ventajas porque requiere un balance mucho más exhaustivo entre las dos personas. Te contamos algunas de las posturas que puedes hacer de acroyoga en pareja:

  • Doble plancha. Una persona se tumba boca arriba con los brazos extendidos, mientras que la otra queda en suspensión contraria, con sus brazos en los tobillos de la base y sus tobillos sujetos por el compañero.
  • Avión. La base debe colocarse en forma de abdominal isométrico con los brazos extendidos. Encima de ella se coloca el volante, en la misma posición pero mirando en sentido opuesto y con sus manos apoyadas en los talones del compañero.
  • Perro boca abajo acrobática. Es una de las posturas más conocidas. La base se tumba boca arriba con los brazos y piernas extendidos hacia el techo. Sobre ella se coloca el volante, con el abdomen posicionado sobre sus palmas de los pies.

Share Button

0 310
yoga para principiantes

El yoga es uno de los deportes más inclusivos que existen. Cualquiera puede practicarlo en cualquier lugar del mundo. No importa si eres un yogui experto o si lo tuyo es el yoga para principantes. ¡Lo importante es encontrar el equilibrio que trae esta disciplina! Si estás adentrándote en los mundos de esta práctica es importante que conozcas algunos tips. Desde los ejercicios de yoga para principiantes con los que puedes empezar hasta nociones básicas que debes saber.

Trucos del yoga para principiantes

  1. El principio es complicado. Para poder hacer yoga, debes conocer bien los secretos de la respiración y las posiciones perfectas de los ejercicios de yoga para principiantes. Hasta que esto sale solo puede resultar tedioso, ¡no te rindas!
  2. Hay muchos estilos de yoga. Si asistes a una clase de yoga y te resulta difícil, no abandones. Recuerda que hay muchas modalidades diferentes y debes encontrar la que mejor se adecúe a ti.
  3. No te gastes el dinero en ropa especial. El yoga puede practicarse con cualquier prenda con la que te sientas cómodo, no malgastes tus ahorros. Opta por un chándal, una camiseta holgada o cualquier prenda de estar en casa con la que te sientas más libre.
  4. Coloca todos los accesorios antes de comenzar. La cuerda, el bloque y la esterilla deben estar cerca para no interrumpir tu estado psicológico de relajación cuando tengas que ir a por ellos.
  5. Descálzate. Evitarás resbalones, tendrás un mejor apoyo y sentirás una conexión especial con el suelo que pisas.
  6. Estudia una postura antes de hacerla. Escucha y mira primero, si tratas de hacerlo sin seguir un ejemplo podrías terminar con una contractura y haciendo mal el ejercicio.
  7. Primeras posturas. Comienza por los básicos, como la postura del gato, la luna creciente, la montaña, el guerrero, la media luna, las flexiones corporales y los estiramientos.
  8. No te frustres. Conseguir un estado de concentración no siempre es fácil. Habrá días en los que salga rodado y otros que requiera más esfuerzo. Pero ten paciencia contigo mismo, es la única forma de lograr ese equilibrio.
  9. No quieras entrar de golpe. El yoga es una práctica paulatina que debe preparar el cuerpo y la mente para soportar más tensiones y esfuerzos. No te saltes los pasos ni trates de ir directamente a lo complejo.
  10. Disfruta de la relajación final. Cerrar una sesión de yoga con la relajación es fundamental para completar esa toma de conciencia de nuestro cuerpo que es el objetivo del yoga.

No importa si estás empezando o si eres un entendido. Estos trucos y consejos sirven para todos los niveles de yoguis. ¡Y no olvides nuestro último consejo! Relájate, disfruta del ejercicio y entenderás la vida con más calma. Garantizado.

Share Button

0 263
yoga para embarazadas

Durante el embarazo, las mujeres tienden a no poder movernos demasiado. Llegado el momento, tienen que renunciar a sus deportes favoritos, como la bicicleta o el running. Porque no es recomendable con el peso de la tripita. Porque resulta incómodo. Y porque tienen que tomarse la vida con más calma. Muchas echan en falta practicar algún tipo de ejercicio. Por eso, el yoga para embarazadas es tan popular, ¡no pone en riesgo al bebé ni a la madre!

Beneficios del yoga para embarazadas

El yoga es una actividad física de bajo impacto, por lo que no se restringe a mujeres que están en estado. Es más efectivo que caminar y tiene muchas ventajas. ¿Aún no conoces los beneficios del yoga para embarazadas?

  • Estado anímico. Muchos estudios demuestran que esta disciplina ayuda a reducir los síntomas depresivos durante el embarazo. Sobre todo bien acompañado de meditación y relajación.
  • Reduce el estrés. La relajación que produce el yoga ayuda a las futuras madres a reducir la ansiedad por lo que viven y por lo que vivirán. Esto se traduce en un mejor descanso a la hora de dormir. También aporta mayor tranquilidad de cara al parto, e incluso puede ayudar a reducir el dolor.
  • La espalda es el gran problema de muchas embarazadas. Porque ahí se resiente el peso de su tripa y termina doliendo. El yoga ayuda a disminuir esas molestias.
  • Conexión con tu bebé. Las técnicas de relajación y respiración ayudan a conectar más con nuestro organismo. Y, en el caso de las embarazas, con lo que crece dentro de él. Así, mujeres encintas aseguran sentirse más cerca de su bebé practicando yoga.

Posturas de yoga para embarazadas

Es importante recordar que las posturas de yoga para embarazas son algo reducidas y limitadas, debido a su condición. Sin embargo, pueden tomar nota de estas sencillas posiciones que ayudarán a las futuras madres a sentirse mejor.

  • Postura del árbol y postura real de la danza. Posiciones de equilibrio que ayudan a que el eje de la mujer cambie según crece el bebé, aceptando los cambios corporales.
  • Postura de fuerza, postura de puente y postura del zapatero. Fortalecen el suelo pélvico y el perineo, esencial tras el parto.
  • Postura del gato y postura de la montaña. Estiran y fortalecen la zona lumbar.
  • Triángulo extendido y postura del pez. Ayuda a la embarazada a regular su respiración para prepararse para el parto.

Yoga para embarazadas en el segundo trimestre

Los beneficios del yoga para embarazas van más allá del primer trimestre, cuando la mujer aún mantiene su forma y no siente las molestias de los cambios corporales. Sin embargo, a partir de los tres meses el bebé crece y la barriga se abulta. Es importante entonces centrarse en la mejora de la circulación, la hinchazón de los pies y el dolor de espalda. Para ello hay que mantener las posturas del gato y el triángulo, incorporando algunas nuevas como cuclillas o rotación de cadera.

Yoga para embarazadas durante el tercer trimestre

Es el momento de comenzar a prepararse para el parto. Las distintas posturas de esta etapa deben ayudarte a que el bebé se acomode. Esto debe venir acompañado de meditación, para estar física y psicológicamente preparada para el gran día. Posturas como la de la paloma, el muerto, el guerrero, la diosa o el rayo te ayudarán a conseguirlo.

Share Button

0 314
yoga en pareja

El yoga tiene muchos beneficios para el organismo. Es una de las disciplinas más completas a nivel corporal y psicológico. Por eso, puede aportarnos muchos beneficios si lo practicamos solos. Pero si lo hacemos en pareja los resultados se multiplican. ¡Hay muchísimas razones para hacer yoga en pareja!

  • Aumenta la confianza. La relajación individual invita a estrechar lazos y a encontrar la serenidad y empatía para hablar de cualquier tema. A nivel físico, dependes de la otra persona para determinados ejercicios. Esto requiere un apoyo ciego y confianza plena.
  • Equilibrio y coordinación. No dependes solo de ti, sino que hay que encontrar un equilibrio común. La coordinación entre ambos es esencial, convirtiéndoos en el mejor de los equipos.
  • Paciencia y comprensión: la conexión entre ambos requiere de tiempo y empatía. Hay que aprender a no querer ir por delante, a esperar al otro y comprender su situación. Solo así sumaréis vuestras energías y lograréis una unión profunda.

Posiciones de yoga en pareja fáciles

Los beneficios del yoga en pareja son múltiples, pero requieren mucha práctica. Si sois principiantes y queréis comenzar vuestra andadura en el mundo yogui, estas son las posiciones que debéis conocer para pasar un buen rato e iniciaros en esta disciplina.

  • Postura sentado. Solo hay que sentarse espalda contra espalda, irguiéndola bien con las piernas cruzadas y respirando profundamente. Estirad los brazos hasta casi poner las manos en los muslos de la pareja
  • Postura sentado fácil. Manteniendo la misma posición anterior, girad hacia el mismo lado.
  • Estiramiento de pie. Colocaros de frente y cogeros de la mano. Con los pies juntos nos dejamos caer hacia atrás, de forma que ambos quedéis en un equilibrio perfecto. El resultado tiene que ser una V.
  • Postura del ángulo atado. Uno de los dos debe sentarse de modo que las plantas de sus pies se toques. Esta es la que se llama postura del zapatero. El otro debe sentarse espalda contra espalda, echando hacia atrás mientras el primero flexiona hacia delante.
  • Postura del doble bailarín. Levanta una pierna hacia atrás como si fueras a dar una patada a un balón. Tu pareja debe hacer lo mismo con la pierna contraria. Agárrate el tobillo de la pierna levantada mientras que con la otra mano os apoyáis el uno en el otro.

Posturas de yoga en pareja difíciles

Los beneficios del yoga en pareja comienzan a notarse cuando aumentamos la complejidad de los ejercicios, con posturas como estas:

  • El cuadrado. Ambos os sentáis con las piernas extendidas en forma de L, uno frente al otro para que las plantas de los pies se toquen. Toma los tobillos de tu pareja y elévalos en el aire.
  • El barco. Sentados igual que en la posición anterior, elevad las piernas en el aire lo más rectas posibles, cogiéndoos de la mano para dejaros caer hacia atrás.
  • Doble árbol. De pie y de espaldas, entrelazad los brazos mientras uno se inclina hacia detrás y el otro hacia delante, cargando finalmente el peso completo de su pareja.

Posturas de yoga en pareja para niños

Los peques de la casa también pueden aprovecharse de los beneficios del yoga en pareja. Estas son variantes de las ya vistas, simplificadas y con los niños siempre como elemento de carga en vez de individuo de sujeción. ¡Lo pasarán pipa!

Share Button

0 329
yoga para niños

El yoga es una disciplina muy versátil y llena de beneficios. No solo para los adultos. La elasticidad, la psicología y la concentración son ventajas que puede ayudar mucho al desarrollo infantil. Por eso hay tantos pequeños practicándolo hoy en día. ¿Quieres conocer el yoga para niños? Te lo contamos todo sobre ello.

Yoga para niños de 3 a 6 años

Los peques pueden comenzar a practicar yoga a partir de los 3 o 4 años. En esas clases se dividen en grupos reducidos. Así, el responsable pueda prestarles la suficiente atención y adaptarse a las necesidades de esta temprana etapa. Las posturas son sencillas, los ejercicios divertidos y se trabaja, sobre todo, la respiración. Estos son los beneficios del yoga para niños:

  • Control corporal. Maduran el sistema nervioso y muscular, controlando mejor sus movimientos.
  • Relajación. Aprenden a calmarse, mejoran el sistema cognitivo y respiran con más tranquilidad.
  • Organización mental: descubren las propiedades de su entorno. Esto les ayuda a desarrollar el pensamiento lógico y el intuitivo, organizando el mundo que les rodea. En estas edades están muy abiertos a la adquisición de nuevos aprendizajes a través del autodescubrimiento. Así, el yoga refuerza su curiosidad, sus conocimientos y su autoestima.

 Yoga para niños de 6 a 12 años

Pasados los seis años, los pequeños tienen mayor capacidad de concentración. Es entonces cuando el yoga se orienta más al sistema hormonal y el humor que al desarrollo cognitivo. Con ello se busca promover una pubertad y adolescencia más equilibrada. Los beneficios del yoga para niños de 8 a 12 años son los siguientes:

  • A nivel de humor. Aporta mayor estabilidad emocional, ayudando a superar frustraciones e inseguridades. También elimina el estrés y les ayuda a filtrar mensajes violentos que proceden de espacios comunes como la televisión o los videojuegos. Esto se traduce en una adolescencia más calmada.
  • A nivel cognitivo. Favorece la concentración, la atención y la fantasía.
  • A nivel corporal. Mejora las posturas corporales.

Yoga para niños con posturas de animales

Para que aprendan las posturas del yoga, se adaptan las ideas. Ellos tienen mayor familiaridad con elementos básicos, como los colores, los números o los animales. Se aprovecha su conocimiento previo para enseñarles posiciones tales como la cobra, el águila, la vaca, el perro boca abajo o el gato.

Cuentos de yoga para niños

Si quieres convertir a tu hijo en un auténtico yogui, que las clases de yoga no se queden en extraescolares. Ayúdale a profundizar leyéndole las enseñanzas de grandes maestros de esta disciplina. Eso sí, en forma cuento. Historias como La lechuza y la mariposa o El secreto de la felicidad te ayudarán a hacerlo.

Share Button

0 319
yoga kundalini

Los amantes de la vida slow sabrán que el yoga es una de las mejores disciplinas. Es esencial a la hora de conectar cuerpo y mente. Dentro de esta práctica se encuentra el yoga kundalini. Éste hace referencia a la energía que todas las personas poseen en su interior. Es el yoga más potente que existe. Es responsable de despertar los siete chacras que tenemos desde la pelvis hasta el cerebro. Esto se traduce en una ampliación de la conciencia vital de la que el yoga se enorgullece.

El creador de esta modalidad de yoga es Yogi Bhajan. Él viajó por toda Europa enseñando esta filosofía a través de maestros,  que él mismo formó para asegurarse la supervivencia del yoga kundalini.

¿Cuáles son los beneficios del yoga kundalini en nuestra vida?

Cualquier tipo de yoga tiene maravillosas ventajas para la salud. Sin embargo, si hablamos de los beneficios del yoga kundalini en particular, podemos enumerar los siguientes tres:

  • Beneficios a nivel corporal. La fuerza es uno de los componentes básicos de esta modalidad de yoga. Rejuvenece los tejidos, evita la atrofia muscular y hace que nuestro cuerpo se siente más joven y fuerte. También se sitúa como una práctica que masajea los tejidos y órganos. Así, también ayuda a una mejor circulación.
  • Combate enfermedades. Las toxinas que eliminamos durante los ejercicios hacen que el sistema inmunitario se depure y fortifique. Podemos decir así que el yoga nos evita caer enfermos. También elimina las impurezas que se alojan en tejidos y articulaciones.
  • El nivel psicológico. Fortalece el sistema nervioso y revitaliza cuerpo y mente. Esto se traduce en un estado de bienestar y paz interior con el que es más sencillo afrontar los desafíos del día a día.

Así se practica el yoga kundalini

Si acabas de descubrir los beneficios del yoga kundalini y te gustaría ponerlo a prueba en tu propia piel, toma nota. Te contamos cómo practicarlo, las mejores posturas y los mejores ejercicios del yoga kundalini para que lo practiques en cualquier lugar.

  1. Calentamiento: es el primer paso, en el que tenemos que poner nuestro cuerpo en marcha mediante estiramientos idénticos a los de cualquier modalidad de yoga.
  2. Canto de Adi Mantra: este es el punto más filosófico del yoga kundalini, que nos une espiritualmente a otras personas practicando este yoga en cualquier lugar del mundo.
  3. Kriya: son los ejercicios físicos, en los que se trabajan distintas partes del cuerpo para obtener resultados físicos y mentales. En el caso de este yoga, están todos destinados a la espalda y la columna vertebral. Rotaciones de pelvis, flexiones de columna, giros de cabeza y laterales, levantamientos de hombros o la posición de la cobra son los más utilizados.
  4. Relajación: es el momento en el que cuerpo asimila los cambios producidos en el momento anterior.
  5. Meditación y cierre: esto nos ayuda a centrar los retos de nuestra vida, sentirnos seguros, concentrarnos y finalmente hacer el saludo al sol, para cerrar el ciclo.
Share Button