Inicio General Crear o consumir; ¿tu creas o consumes?

Crear o consumir; ¿tu creas o consumes?

0 247
ojos que no ven

Afirma los pies en la tierra

abre los brazos hacia el cielo

busca el equilibrio de tu sentir

y canta

Ricardo Güiraldes, uno de los grandes nombres de las literatura en castellano, vino en mi auxilio esta mañana para recordarme con 20 palabras y 4 versos, quién soy.
Si deshacemos el poema eliminando toda imagen y nos quedamos solo con las acciones obtenemos:

Afirma

abre

busca

y canta

cuatro verbos que siguen siendo una buena idea de cómo se debe vivir. Un buen consejo.
Escribir es para mí un compromiso vital y salvando las (insalvables) distancias con el autor de estos versos, sé perfectamente que es trabajando como entro en la sensación de mi propio poder y me construyo a mí mismo.

de prisa de prisa

de prisa de prisa

Tu trabajo te permite entrar en la sensación de tu propio poder?
Karl Marx entiende que por el trabajo el ser humano expresa su humanidad, su verdadera naturaleza; el trabajo es la actividad vital mediante la cual se realizan la personalidad y las potencialidades humanas.

El Hombre Alienado
La alienación ocurre cuando el trabajador no es una persona en sí misma, sino una mano de obra que puede representarse en su equivalente económico: el trabajador es una determinada cantidad de dinero utilizable, como mano de obra, para la multiplicación del mismo.
Alienación es la pérdida de la personalidad, la identidad o las ideas propias de una persona debido a la influencia o dominación de otra.
Estamos tan habituados ya que creemos que es natural y hasta simpática la alienación que provoca la publicidad, pero no lo es.
El sufrimiento humano en lo fundamental tiene causas sociales, está ligado a la alienación, a la explotación económica que una clase infringe a otra, que una persona infringe a otra, que una sociedad infringe a otra.

sin tiempo para detenerse

sin tiempo para detenerse

Este artículo ha surgido por necesidad; imagino que en algún lugar alguien al leer estas líneas se reconocerá como miembro de una familia.

La familia del creador trasciende culturas, geografías y tiempos y es la única familia encargada de sostener a la humanidad aunque tantos otros se adjudican esa tarea como honor o como carga. Lo cierto es que los creadores, los Güiraldes, los Marx, en algunos casos con alegría, en otros con pasión o con locura nos ponen en contacto con las fuerzas de la vida al soñarnos, amarnos o inventarnos.

todo desaparece en la velocidad

todo desaparece en la velocidad

Share Button