Inicio General ¿Cuántas veces se puede reciclar vidrio?

¿Cuántas veces se puede reciclar vidrio?

0 304
reciclar vidrio

La conciencia por cuidar el planeta y el medioambiente está cada vez más arraigada. Dentro de ello, el reciclaje es una de las prácticas más comunes. Y de las más fáciles para aportar tu granito de arena a la mejora de nuestro mundo. Hay lugares en los que incluso es obligatorio y te multan si no lo haces. Casi todo es susceptible  de ser reciclado. El plástico, las baterías móviles, el papel, los muebles y el vidrio.

¿Cuál es el proceso de reciclar vidrio?

Reciclar vidrio es una manera de crear nuevos productos y reducir la cantidad de residuos que llegan al vertedero. Así, se ahorran materias primas y energía de fabricación. El vidrio se fabrica a partir de arena, cal y sosa. Por lo que reutilizarlo ayuda a evitar un impacto en estos materiales.

Para reciclar vidrio es importante seleccionarlo primero, ya que no todo puede ser vertido en el contenedor verde. Después, en la planta de reciclaje se clasifica por color (verde, ámbar, café o transparente). Se eliminan los excesos como papeles, etiquetas o chapas y se tritura. El resultado es calcín, un polvo grueso que se funde para fabricar nuevos productos.

¿Es posible reciclar vidrio con todos los tipos?

Es fundamental recordar que no todos los cristales son vidrio. Parecen lo mismo, pero no lo son. El vidrio es un material cerámico inorgánico conseguido a golpe de arena, sodio y caliza. Mientras, el cristal es orgánico y tiene características como sonido y brillo. Es fácil, si al golpearlo emite un toque agudo es cristal. Y entonces va al contenedor naranja.

Tampoco es posible reciclar todos los tipos de vidrio. Como decíamos en el apartado anterior, es importante seleccionarlo primero. Así, el vidrio Pyrex resistente al calor no puede ir al contenedor verde. Porque su fundición es diferente y una sola pieza de ese material alteraría todas las propiedades del resto de vidrio en el momento de la fundición.

¿Cuántas veces se puede reciclar vidrio?

Al contrario que el papel, que termina por debilitarse; el vidrio puede reciclarse de forma indefinida. Y lo hace al 100% y sin perder sus cualidades por el camino. Esto es una fantástica noticia, porque reduce el impacto medioambiental durante generaciones completas de vidrio. Sin embargo, si hay una limitación y es el color de este vidrio.

¿Importa tanto la tonalidad? La respuesta es sí. Una botella verde no puede dar lugar jamás a una transparente. Esto es importante de destacar, porque en España el contenedor de vidrio recoge todas las tonalidades sin separación alguna. El resultado es siempre una amalgama de marrones, transparentes y otros colores entre los que predomina el verde. Y se requiere el uso de materias primas para cambiar dicho tono verdoso. Así pues, el vidrio puede reutilizarse pero requiere de nuevos materiales para embellecer.

No es que nos importe que todas las botellas sean verdes. Si es por el bien del medioambiente, tampoco es importante la estética. Pero el uso de diferentes colores en botellas se utiliza también por razones prácticas, para evitar la entrada de la luz en medicamentos, para conservar propiedades del producto contenido, etc. Así pues, en algún momento futuro sería ideal comenzar a reciclar por colores como ya se hace en otros países del mundo.