Inicio Filosofía Slow Descubriendo el coaching Esencial

Descubriendo el coaching Esencial

0 593
coaching esencial

El Coaching Esencial fue creado y registrado por Cris Bolívar (1ª Master Coach en España certificada por ICF) y es el resultado de más de 25 años de estudio, experiencia e investigación. En su estructura confluyen distintas filosofías como la espiritualidad, el arte o los negocios. Como su nombre indica sitúa el foco de trabajo en el Ser, en la esencia del individuo, utilizando para ello principalmente el aprendizaje de tercer orden, donde se encuentra la motivación existencial y la aceptación del Ser en todo su potencial. Este enfoque permite al cliente adentrarse en si mismo e ir reconociendo un abanico infinito de posibilidades al que generalmente no suele acceder.

Un ejemplo para entender esto: Si cada vez que me tropiezo con una situación dolorosa “x”, la evito poniéndome hiperactivo, generando una falsa sensación de estar ocupado, nunca podré descubrir ‘el tesoro que esconde esa situación, ese dolor’. El Coaching Esencial trabaja precisamente ahí, acompañando al cliente a mirar a sus miedos y a desvelarlos para poder funcionar de otras maneras.

Cuando la persona deja ese mecanismo reactivo y es capaz de mirar, aceptar y aprender de ese dolor ocurre algo mágico, y nuevas posibilidades de ser se despliegan en esa persona. Donde antes había; dolor=huida, ahora hay aceptación, comprensión, amor y respeto. En el cliente esto se traduce en mayor serenidad, sentido y en un aumento de las posibilidades de respuesta a esa situación. Con lo cual donde antes siempre se respondía a A con B. Ahora se podrá responder con A, B, C, D, E, F…etc. Según mejor convenga en cada momento. Después de este proceso nos encontraremos por lo tanto con una persona más sabia, equilibrada y creativa que habrá aprendido a decidir lo mejor para si misma en cada momento en lugar de una técnica repetitiva para resolver problemas.

Ámbitos de actuación del Coaching Esencial

El Coaching Esencial se aplica actualmente a nivel personal, organizativo y social. Como se ha comentado anteriormente el foco de trabajo se sitúa en el ser, tomando este distintas expresiones según el contexto. Cuando trabaja con una persona sitúa el foco en el ser de esa persona, cuando lo hace en una organización lo sitúa en el Ser de la organización y cuando lo hace a nivel social lo sitúa en el ser constituido por esa sociedad. En cualquier caso la atención siempre estaría puesta en el Ser, en tendiendo como tal, la esencia o núcleo que contiene todas las posibilidades de esa persona o grupo de personas. Así que una vez más estaríamos hablando de un aprendizaje de tercer orden o epistemológico donde la atención estaría puesta en la motivación existencial y en la aceptación de todas las partes que conforman ese ser o grupo de seres que conforman uno nuevo.

La intención del Coaching esencial en estos ámbitos es generar organizaciones (grupos de personas: familia, empresas…) más sabias, capaces de aprender de si mismas, de sus experiencias y de los otros, para disfrutar más de su estancia en ese entorno y para enriquecer sus aportaciones con mayor creatividad desde una perspectiva más amplia.

Desarrollo y aprendizaje sostenible a través del coaching Esencial

Probablemente nos lleve a hacer Coaching el deseo de un objetivo concreto y medible y en este sentido una diferencia característica del Coaching Esencial es que no se centra en la consecución de ese objetivo sino que lo convierte en concepto de “Estrella Polar” (Algo que me guía e inspira a caminar en una dirección pero que no me obliga a establecer plazos, pasos, cantidades o maneras) y en lo que el cliente tiene que desarrollar para acercarse a ella. Incluyendo este desarrollo, el cuestionamiento del propio objetivo (Estrella Polar). Así que la idea al final no es tanto conseguir tal cosa sino el camino mismo de clarificar y descubrir sobre aquel tema que nos preocupa o apasiona y de aprender a disfrutar y a enriquecernos del sendero que transitamos mientras vamos hacia él.

Como decía Stephen Covey hace algunos años, ‘tenemos que vernos con amplitud y comprender la situación que estamos viviendo antes de movernos hacia cualquier lugar. De otra forma correremos el riesgo de subir la escalera apresuradamente para darnos cuenta al llegar arriba que estaba apoyada en la pared equivocada’. Matizando este ejemplo, no es que exista una pared correcta y otra equivocada. El tema es que existen infinitas paredes donde apoyar la escalera y precisamente de lo que se trata es de favorecer el autoconocimiento y una mejor lectura de la situación para que en cada circunstancia apoyemos la escalera en la pared que honestamente mejor nos convenga en ese momento. Sin prisas, sin auto-engaños, con consciencia.

 

 

 

 

 

Share Button

No hay comentarios

Dejar un comentario