Home Diseño

0 774
ahorro del hogar

Modernizar un antiguo ascensor, o instalar uno que cuente con las innovaciones tecnológicas que permiten ahorrar energía, siempre supone un acierto, porque la disminución en el consumo de energía se traduce en un evidente ahorro económico y, además, en una forma sencilla de contribuir al respeto al medio ambiente.

La preocupación por lograr un entorno sostenible y un futuro en el que éste no peligre ha hecho que, en los últimos años, empresas de prácticamente todos los sectores hayan realizado un considerable esfuerzo de inversión en I+D+I. Medios de transporte menos contaminantes, industrias que reducen emisiones nocivas, agricultura ecológica, edificios inteligentes que minimizan el consumo energético… todo suma a la hora de cuidar nuestro entorno.

También en el sector del transporte vertical el cambio ha sido notable. Los ascensores que se instalan actualmente son más seguros, confortables y silenciosos que muchos de los que aún pueden verse en antiguas comunidades de vecinos. Un ascensor que se haya quedado obsoleto no solo puede suponer un riesgo para la seguridad, sino además un gasto extra en energía (recibos elevados) y un elemento contaminante que requiere una solución para que resulte más eficaz y “ecológico”.

Existen distintos dispositivos como por ejemplo el Kit Ecolift Gearless de la empresa ENINTER, muy sencillos de instalar y adaptables a la mayoría de ascensores eléctricos convencionales, que son capaces de reducir, tanto la potencia que necesita el ascensor para su funcionamiento como las emisiones de CO2 generadas por su consumo eléctrico.

Con este tipo de soluciones se trata de lograr dos objetivos: por una parte, un ahorro energético que puede llegar a ser más que considerable, (instalando, por ejemplo, un grupo de tracción con potencia nominal hasta un 71% más baja que un grupo tractor hidráulico) y, por otra, una reducción de los gases contaminantes (CO2) de hasta el 67%.

Las nuevas tecnologías aplicadas al transporte vertical traen como resultado ascensores que poco tienen que ver con los primeros que se instalaron en España hace ya más de un siglo. Los mecanismos actuales requieren un espacio mínimo para su instalación y, además, demandan una potencia menor para funcionar con total garantía de comodidad y seguridad. Ascensores como el Ecolift de Eninter son un buen ejemplo de cómo es posible avanzar con productos y servicios cada vez más eficaces, que mejoren nuestra calidad de vida, ahorrando energía y cuidando nuestro entorno.

 

Share Button