Home General

0 620
mindfulness

Mindfulness, sinónimo de “atención plena”, significa prestar atención de forma intencional al momento que se está viviendo ahora con todo el interés, la curiosidad y la aceptación, es decir ser consciente de nuestra realidad. También puede definirse como un conjunto de ejercicios mentales y técnicas, que desciende del budismo, que permiten preparar a la mente para permanecer tranquilos, conectados al momento presente.

Estudios científicos han demostrado que, si las técnicas del Mindfulness son empleadas de manera correcta serán de ayuda para disminuir el estrés y aumentar los pensamientos positivos, al igual que la práctica del coaching esencial.

El Mindfulness se emplea actualmente para: combatir los trastornos de la ansiedad y de la obsesión compulsiva; también para la depresión y el estrés; en trastornos de la conducta alimentaria y adictivas; en el TDAH (trastorno de déficit de atención e hiperactividad); para la psicosis y el control de los dolores habituales, y como calmante en personas con cánceres.

La práctica del Mindfulness trae consigo muchos beneficios de vital importancia para la salud, como son:

–          Control del estrés y de la ansiedad. En este caso disminuye en nuestro cuerpo una hormona llamada cortisol, que se libera en respuesta al estrés. Al sentirnos más serenos los niveles de cortisol bajarán incitando además a que la presión arterial de la persona baje.

–          Dormir mejor. Nos ayudará a combatir el insomnio .

–          Crece nuestra capacidad de concentración, debido al entrenamiento de la conciencia que se realiza en el Mindfulness.

–          Mayor equilibro con una menor reactividad emocional.

–          Aumento de la conciencia y conocimiento de sí mismo.

–          Menor reacción ante experiencias no positivas.

–          Aceptación de sí mismo.

–          Mejora las relaciones con los demás.

–          La creatividad, es decir, crea nuevas y mejores ideas en la persona.

–          Mejora de la memoria en el estudio y el trabajo.

La práctica habitual del Mindfulness aporta a quien lo practica un estado de tranquilidad y de plenitud psíquica  que, sin duda, ayudará a mejorar nuestra salud, controlando además las emociones y actitudes para poder afrontar cualquier situación que se pueda presentar en el transcurso de nuestra vida.

Share Button

viajar

Viajar es uno de los mejores lujos que podemos permitirnos y más si lo hacemos durante este verano a destinos de zonas vírgenes y de una naturaleza cuidada, donde podamos consentirnos un auténtico relax.

Entre los lugares más increíbles del mundo para visitar se encuentran:

  • Islas Cíes (Galicia): Se le conocen como las islas de los dioses. Con una extensión de 2.658 hectáreas marinas y 433 terrestres, el archipiélago gallego cuenta con tres islas principales: la de Monteagudo o Norte y Faro (unidas entre sí por una espectacular playa de arena blanca, la Playa de Rodas) y San Martiño. Las Islas Cíes son un autentico paraíso, con unos paisajes de gran belleza y una riqueza ecológica. Su arena es muy fina y de color blanca con unas aguas transparentes. Es además, el hábitat perfecto para miles de parejas de aves. Las islas Cíes conforman un espacio natural protegido y controlado, por lo que queda terminantemente prohibido cualquier destrozo o daño que pueda poner en peligro el medioambiente. Las islas Cíes sólo pueden acoger a un máximo de 2.200 personas por día.
  • Islas Lacadivas (India): Las islas Lacadivas son otras de las islas afortunadas del Océano Índico. Son el sueño de todo submarinista. Agatti es una de las diez islas habitadas del archipiélago y la puerta de entrada para aquellos que llegan en avión desde Cochín, en el continente. En Agatti se encuentran playas casi perfectas y un amplio repertorio de lagos que fascinan a los submarinistas. Otra de las islas es Kadmat, una isla más tranquila, entre otras.
  • Mikonos (Grecia): Pequeña y árida, podría ser una más de entre las 5.000 islas desperdigadas por el Mar Egeo. Su preciosa arquitectura, sus calas y su famosa vida nocturna la han convertido en uno de los destinos preferentes de Grecia. Muy solicitada por los turistas amantes de la naturaleza.
  • Madeira (Portugal): Conocida como el corazón verde. Senderos entre laderas volcánicas junto a kilométricas “levadas” que conducen el agua hasta los cultivos de deliciosos frutos y bellas flores tropicales, hoteles con estilo y localidades de honda tradición portuguesa, con bodegas donde degustar un vino universal.

Estos son algunos de los destinos recomendados para este verano. Auténticos paisajes naturales donde disfrutar de un baño en las mejores playas de aguas cristalinas.

Share Button

0 2480

Iniciamos esta serie de posts con la intención de acercar y aportar algo más de información a todo este nuevo sector en ocasiones difuso, con mucho potencial, y que está ya marcando el desarrollo de nuestras ciudades (y de las futuras)

 

Quizá lo primero que deberíamos plantear es: ¿Qué es una Smart City? ¿Y una Green City? ¿Son cosas compatibles, equiparables, o un término está incluido en el otro?

Si hacemos una pequeña búsqueda por internet, para el mundo on-line parece que una está dentro de la otra. Incluso, en la propia Wikipedia, el término SmartCity está definido, pero el término GreenCity no. Si seguimos navegando y profundizando, numerosas referencias llevan siempre a incluir la a la ciudad verde dentro de la ciudad inteligente, sencillamente porque se asume que los criterios de sostenibilidad que se dan para la ciudad inteligente la convierten en verde. Pero, ¿esto es suficiente? ¿Puede que sea una simplificación? Para ello, vamos a definir que se entiende por cada uno de ellos.

¿Qué es una SmartCity?

La base de la ciudad inteligente no es un espacio urbano lleno de chips, sensores y cables por doquier que monitorizan y controlan todo. Esto podría ser una materialización de cómo entendemos a la ciudad inteligente, o de cómo logramos que una ciudad sea inteligente. La base, la definición que mueve a que una ciudad sea inteligente, es su concepción, su desarrollo como ciudad en base criterios de eficiencia y sostenibilidad (si una Ciudad Inteligente es aquella cuyos planteamientos buscan la máxima eficiencia y sostenibilidad, ¿qué son los ciudadanos que habitan en ella y no cumplen con esto mismo?)
De esta forma, estos desarrollos urbanos buscan responder de la mejor manera a las necesidades de las instituciones, empresas y ciudadanos tanto en el plano económico, operativo, social y ambiental. Según aparece en Wikipedia: Una ciudad o complejo urbano podrá ser calificado de inteligente en la medida que las inversiones que se realicen en capital humano (educación permanente, enseñanza inicial, enseñanza media y superior, educación de adultos…), en aspectos sociales, en infraestructuras de energía (electricidad, gas), tecnologías de comunicación (electrónica, Internet) e infraestructuras de transporte, contemplen y promuevan una calidad de vida elevada, un desarrollo económico-ambiental durable y sostenible, una gobernanza participativa, una gestión prudente y reflexiva de los recursos naturales, y un buen aprovechamiento del tiempo de los ciudadanos.

El objetivo final de una ciudad inteligente pasa por logar gestionar de la mejor forma posible las diferentes áreas de ésta: su urbanismo o estructura, sus infraestructuras, el transporte público y privado, los servicios, la educación y sanidad, la seguridad, la energía, los relaciones sociales, etc. Todo esto bajo el paraguas de los principios de Desarrollo Sostenible incluidos en el Programa 21 que promovió en su día la ONU, y que toma la innovación tecnológica y la cooperación entre agentes económicos y sociales como los principales motores del cambio. Y es aquí donde el marketing y ciertos intereses económicos han tergiversado la percepción de qué es una Smartcity. Al unir innovación tecnológica y cooperación entre agentes económicos como imagen y símbolo de ciudad moderna e “inteligente”, ha aparecido una herramienta que ha permitido poner en valor la creciente importancia de las tecnologías de la información y comunicación (NTIC’s) y unir a la ciudad inteligente con la ciudad conectada e informada (la ciudad llena de sensores y cables de la que hablábamos al principio). Obviamente estos aspectos son importantes, porque para controlar aspectos ambientales y energéticos son necesarios, pero para convertir a una ciudad en Smart no son suficientes.

¿Qué es una GreenCity?

Una definición sencilla de qué es una GreenCity es la de una ciudad que cuenta con la energía más limpia y eficiente posible, así como su transporte y sus edificios.
Una ciudad verde se abastece de fuentes de energía renovables y las distribuye y las utiliza a través de microredes super-eficientes. Sus edificios consumen muy poca energía, conservan el agua y reducen los residuos. Una ciudad verde está conectada entre si a través de espacios verdes, y cuenta con medios de transporte público accesibles y fomenta los recorridos peatonales y en bicicleta.
Seguramente pensamos que no es tan diferente a lo que hay escrito arriba, sólo que con otras palabras y expresiones. Pero no es del todo cierto.
Quizá uno de los problemas es que estamos ya tan acostumbrados a utilizar el término bio o verde para todo aquello a lo que se le quiere dar características respetuosas con el medio ambiente, que hemos tendido a homogeneizarlo todo.
Es por esto que nosotros, cuando hablamos de ciudades verdes, hablamos de “Ciudades Biofilicas o Ciudades Resilientes”.
¿Y que es una ciudad Biofílica o Resiliente? El término biofilia es utilizado en Harvard para definir el grado en el que los humanos están conectados y realacionados con otros seres vivos y la naturaleza. De esta forma, las ciudades biofílicas serían aquellas que tienen un diseño y unas características que permite a sus ciudadanos desarrollar actividades y un estilo de vida que les permite aprender de la naturaleza, relacionarse con ella y comprometerse en su cuidado y mejora.
Algunas características con las que deben contar son:
_abundante naturaleza en sus proximidades
_afinidad entre los ciudadanos y la flora y fauna
_espacio y oportunidades para estar al aire libre y disfrutar de la naturaleza
_ambientes multisensoriales
_educación en los espacios abiertos
_medidas de apoyo a la conservación de la naturaleza

¿Vaís viendo ya las diferencias entre un modelo y otros, o por el contrario, creéis que están cada vez más cerca?

Share Button

0 945

Cuando las ciudades se comportan con humanidad, permiten que uno pueda sentirse en conexión con los otros; la mecánica de la nobleza establece vínculos entre los habitantes, un empático sentimiento de bienestar se establece cuando somos respetados y valorados y actuamos en consecuencia.
La vida en tales ciudades implica participar en la creación de una sociedad y no en padecerla; el mundo no se presenta como una guerra en la que intentamos sobrevivir a cualquier precio, sino como una aventura de descubrimiento compartido.

Cuando las ciudades se deshumanizan, nos aislamos, nos cerramos en nuestros pequeños grupos y luchamos por defendernos (y lo bien que hacemos).
No parece que sea difícil elegir en qué ciudad, en cuál sociedad uno quiere vivir, pero en la práctica: ¿cuál de estas sociedades construimos?

Ayer Berlín me sorprendió tan gratamente al otorgar un premio, que he necesitado volver a publicar después de un silencio de meses, porque me vuelvo a sentir parte de una comunidad y como tal, necesito comunicarlo.

la diversidad tiene valor

el valor de la diversidad

La creación tiene valor y precio

El arte conocido, del cual se habla y escribe, lejos está de ser “todo el arte”; es únicamente el arte que tiene precio, el arte con cotización, con valor de mercado. Para el comercio del arte, los premios a los artistas, son herramientas que sirven para fijar, aumentar o sostener la cotización de la obra; cuantos más premios recibe un artista, más caro puede venderse. Por eso galeristas, marchands, coleccionistas, periodistas, e instituciones de todo tipo, ejercen su influencia y presión cuando de premios se trata, porque esto les sirve para posicionar su producto en el mercado.
Esta puja comercial nada tiene que ver con la creación artística o con su valor, sino únicamente con su precio y mercadeo.
Esto es así en todo el mundo, desde Montevideo a Tanzania, pero tiene más fuerza en países como Alemania que crean el mercado.En países con la capacidad de generar y sostener la cotización de un artista, esta práctica mercantil, que en muchas ocasiones desvirtúa completamente el sentido del arte, está muy arraigada.

obra de Nanne Meyer

obra de Nanne Meyer

El misticismo como valor

Ayer un importante premio fue otorgado a Nanne Meyer, una artista que no se ha dejado llevar por las necesidades del mercado o la moda sino que hace 30 años desarrolla, con amor y dedicación, su disciplina sin otro objetivo más que vivir dentro del arte.
Es tan difícil encontrar exposiciones de arte contemporáneo en Alemania que nos hablen con humanidad, verdad y sencillez al tiempo que se entroncan sin rupturas con la tradición del arte que uno podría pensar que ya no existen.
O que, en el caso de existir, no es posible que tengan éxito.
Sin embargo el humilde y noble oficio de dibujante, de una profesora de arte local la hizo acreedora ayer (con gran pompa, eso sí) el premio “Hannah Höch” a la trayectoria artística, dotado de 60.000 eu.

De esta forma, las instituciones de la ciudad han reconocido, escuchado y valorado a quien construye su diversidad, enriqueciéndola. Tal respuesta al trabajo de 30 años de Nanne Meyer, no afecta solamente su realidad sino la de todos los que cada día sostienen (en algunos casos con pasión y locura, en otros con sistemático orden) que una sociedad que protege a sus creadores, a sus piezas únicas, a sus originales en todos los ámbitos, resguarda lo que la hace vivir con salud.
Acompaño desde aquí la decisión de este jurado que hace que no nos sintamos tan solos en nuestra tarea diaria.

Dan Arenzon

Curator, por Nanne Meyer

Kurator, por Nanne Meyer

Share Button

0 691
Islas Cíes

Islas Cíes

En la entrada de la ría de Vigo, las islas Cíes se alzan imponentes formando una barrera natural entre las Rías Baixas y el mar Atlántico, y custodiando la ciudad de Vigo, situada a apenas 14 km de distancia.

 Islas Cíes

Las Islas Cíes forman, junto con la Isla de Ons y las Islas de Sálvora y Cortegada, el Parque Nacional de las Islas Atlánticas.

 Islas Cíes

El archipiélago está compuesto por las islas San Martiño, Monte Agudo y Do Faro, estas dos últimas, unidas entre sí por una espectacular playa de arena blanca, la Playa de Rodas, elegida en 2007 por el periódico británico The Guardian como la mejor playa del mundo y conocida comunmente como el “caribe español”

 Islas Cíes medicinesfinder.com

Las Islas Cíes son un autentico paraíso, con unos paisajes de gran belleza y una riqueza ecológica sin igual. Sus aguas totalmente cristalinas y su arena blanca y fina, forman parte de una rica reserva animal con las aves como protagonistas. Este archipielago gallego constituye un autentico santuario para las aves, entre las que destacan la gaviota patiamarilla o el cormorán moñudo, e incluso dispone de magníficas instalaciones como el Centro de Interpretación de la Naturaleza o el observatorio ornitológico de La Campana.

Islas Cíes

¿Cómo llego a las Islas Cíes?

Con el objetivo de no masificar el turismo y conservar el entorno, el acceso se encuentra limitado a 2200 personas diarias durante las épocas de verano y Semana Santa y la única manera de acceder es el tranporte marítimo.

¿Qué actividades puedo hacer en las Islas Cíes?

Las Islas Cíes constituyen, hoy por hoy, uno de los destinos turísticos más importantes de la costa gallega. Entre las diferentes alternativas que se ofrecen, uno puede disfrutar y relajarse en las magníficas playas existentes, realizar diversas rutas de senderismo, observar la fauna y la flora o recorrer los miradores de los Faros.

¿Y si con un día no tengo suficiente?

Existe un camping, abierto del 15 de junio al 15 de septiembre, y es el único lugar habilitado para pernoctar en las Islas Cíes, tiene 800 plazas y se permite un alojamiento máximo de 15 días.

Islas Cíes

Share Button

0 232
WWF guadalquivir

Con motivo del Día Mundial de los Humedales, la WWF saca a la luz un proyecto ambicioso que muestra el Estuario del Guadalquivir, un punto revelante para el buen desarrollo de uno de los humedales más importantes, Doñana.

Este primer largometraje viene de la mano de Joaquín Gutiérrez Acha y Wanda Films, quienes nos traen un espectacular recorrido por el río Guadalquivir.

Aquí te dejamos el tráiler de Guadalquivir. Y si quieres conseguir dos entradas para el estreno el próximo viernes 31 de enero, más abajo podrás encontrar el enlace hacia el formulario de registro.

WWF Guadalquivir

Share Button

1 55943
Cambio climático

En los últimos años hemos podido observar algunos de los impactos y las consecuencias del cambio climático en nuestro planeta, no sólo en el clima, sino también en el medio ambiente. El cambio climático es una alteración grave del equilibrio ambiental y sus consecuencias pueden ser terribles si no se busca una solución y se toman unas medidas drásticas ya.

 

Es inevitable pensar en el aumento de las temperaturas y el nivel del mar, como las principales consecuencias del cambio climático. Y aunque no son las únicas y la mayoría se derivan de estas, conoce aquí cuales son las más importantes:

1. Aumento de la temperatura media de la tierra

Una de las principales consecuencias del cambio climático, sino la más importante, y directamente vinculada con la emisión de gases que contribuyen al efecto invernadero. La tendencia del calentamiento terrestre ha sido el doble en los últimos 50 años, que en los 100 anteriores y de seguir así, se prevé que la temperatura media de la tierra pueda llegar a aumentar hasta 4°C en el año 2050.

Algunas de las consecuencias que implicaría esta subida de las temperaturas, pueden ser problemas de salud en ancianos y niños, ya que son los más vulnerables en los días de calor, o la facilidad de reproducción de algunos insectos que provocaran enfermedades a las plantas y afectarán a los cultivos. Las altas temperaturas generarán también un aumento de la deshidratación, y por tanto, de la demanda de agua potable, pero a su vez, la capacidad de los embalses se verá mermada, causando un desabastecimiento.

2. Aumento del nivel del mar y de su temperatura

El incremento de la temperatura global terrestre provocará la fusión del hielo glaciar, lo que generará el aumento en la cantidad de agua en mares y océanos. Según los científicos se espera que el nivel del mar pueda aumentar unos 20 metros de aquí al año 2100, lo que supone un peligro para todas aquellas ciudades que se encuentran situadas en la costa o terrenos por debajo del nivel del mar. Lugares como los Países Bajos, Calcuta, Bangladesh, Beijing, Shangai o el sur de Florida y la Bahía de San Francisco en EEUU, entre otros, se verán seriamente amenazados.

Según un informe del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM), uno de los primeros ejemplos de las consecuencias podría producirse en el mar Caribe, donde se prevé que el nivel del mar aumente unos 40 cm para el año 2060, lo que provocaría una invasión de las aguas subterráneas utilizadas para el abastecimiento por parte del agua salada del mar, ocasionando graves trastornos en el consumo de agua dulce.

No sólo el nivel del mar aumentará, sino también su temperatura, contribuyendo a la acidificación de los mismos y poniendo en grave peligro a numerosas especies vegetales y animales.

3. Aumento de la frecuencia y la intensidad de los fenómenos meteorológicos extremos

Ese incremento de temperatura del agua de los océanos conlleva un ascenso del nivel de evaporación del agua y del índice de nubosidad, lo que provoca el aumento de la frecuencia e intensidad de las tormentas, tornados y huracanes. Tradicionalmente esto sólo pasaba en el Caribe, pero la tropicalización de los mares, provoca que este fenómenos se den hoy por hoy en casi cualquier lugar del planeta.

Fuertes olas de calor, inundaciones o sequías son algunos de los fenómenos cada vez más habituales en nuestro planeta, cuya voracidad y frecuencia se estima que se ha duplicado en los últimos treinta años.

4. Cambios en los ecosistemas

Otra de las principales consecuencias del cambio climático, es el cambio que se produce en los ecosistemas. Aumento de la desertificación, extensión de la región tropical hacia latitudes más altas o desplazamiento de las regiones boscosas hacia regiones que hoy forman parte de la tundra y la taiga. Por no mencionar los profundos cambios que sufrirán los ecosistemas costeros, probablemente los más afectados debido al aumento del nivel del mar, provocados por la inundación de sus costas.

5. Peligro de extinción de numerosas especies vegetales y animales

Estos cambios desatrosos e irreversibles en los ecosistemas comprometen la integridad de numerosas especies vegetales y animales y consituyen una seria amenaza para su conservación.

El oso polar mismamente puede ser el primer afectado, ya que actualmente se puede observar como su población disminuye a medida que aumenta su dificultad para aclimatarse a la pérdida de su hábitat en las regiones del Ártico. Otro de los ejemplos puede ser la población de corales, gravemente afectada por el incremento de la temperatura del mar.

Según los expertos entre un 20 y un 30% de las especies animales y vegetales podrían verse en peligro de extinción por un incremento de entre 1,5 y 2,5 °C en la temperatura media global de la tierra.

6. Sequía

La disminución del nivel de agua dulce, en los ríos y lagos, debido a la evaporación causada por el incremento de la temperatura, provocará un nuevo problema, la sequía.

La sequía contribuirá a la desertificación de los suelos, perdiendo estos gran parte de sus nutrientes y emprobeciendo su composición, generando por tanto un grave problema para el cultivo.

7. Efectos sobre la agricultura y el espacio forestal

El aumento de las temperaturas y la escasez de agua contribuirá a la dificultad de cultivo y reducirá su productividad, provocando una escasez de alimentos y un aumento del hambre en el mundo.
Aumentará además el número de incendios en las zonas forestales, provocando la desaparición de esos grandes sumideros de carbono y contribuyendo aún más al impacto del cambio climático en el planeta.

8. Impactos sobre la salud humana

Según la localización y de la capacidad de adaptación de las regiones, las consecuencias del cambio climático pueden ser muy negativas para la salud humana. Se producirá un incremento del número de personas con malnutrición, así como el número de personas fallecidas directa o indirectamente por fenómenos meteorológicos extremos como las inundaciones, las tormentas, las sequías, las olas de calor o los incendios.

¿Y tú que opinas? ¿es hora de hacer algo por evitar el cambio climático? Comparte tus soluciones con nosotros a través de los comentarios.

 

Share Button

1 1472
Animales en peligro de extinción

A pesar de los esfuerzos de organizaciones medioambientales para la protección de la fauna, la pasividad de los gobiernos a la hora de solucionar el problema tiene expuesta a más del 20% de la fauna mundial a un grave peligro de extinción.

El cambio climático, la contaminación ambiental, la caza furtiva y la deforestación constituyen los principales factores que ponen a las especies en peligro de extinción.

Esto significa que practicamente ningún animal se extingue hoy en día por razones naturales, sino que es consecuencia directa de la acción del hombre sobre el ecosistema.  Si no cambiamos esto pronto, algunos de los animales más esplendorosos del planeta, como el gorila de montaña o el oso polar, pronto dejarán de existir.

Estas son doce de las especies más amenazadas de la Tierra:

1. Tigre

Tigre

Según los últimos estudios pueden quedar aproximadamente unos 3.200 ejemplares viviendo en su hábitat natural. Estas cifras indican una disminución del 40% en la última década, ocupando ya menos del 7% del territorio que ocupaban originalmente.

Los tigres son cazados por la alta cotización de sus pieles y su utilización en la medicina tradicional china, esta caza desmedida sumado a la deforestación y al incremento del nivel del mar pueden conllevar a su desaparición.

Las subespecies más amenazadas por el peligro de extinción son el tigre de Bengala (habita en Bangladesh y la india) y el tigre de Sumatra (que sólo se encuentra en la isla Indonesia de Sumatra), del que se calcula que quedan unos 400 ejemplares.

Gorila de montaña

2. Gorila de montaña

Se trata de una subespecie del gorila oriental de la que se conservan unos 720 individuos en su hábitat natural. La población más famosa vive en el Parque Nacional de Virunga, al este de la Rep. Democrática del Congo, donde habitan más de 200 gorilas.

La caza ilegal, las enfermedades y la perdida de su hábitat por la mano del hombre constituyen lass principales amenazas para su extinción, aunque queda un resquicio de esperanza, ya que en los últimos años la población ha aumentado un 14% en Virunga y un 12% en el Bwindi (Uganda), considerado el segundo hogar de estos gorilas.

Oso Polar

3. Oso polar

El oso polar se ha convertido en el icono de las especies en peligro de extinción afectadas por el cambio climático. Según los expertos, si la tendencia actual de calentamiento del Ártico continúa, el oso polar podría extinguirse a mediados de este siglo.

Se calcula que en la actualidad existen entre 20.000 y 25.000 ejemplares.

4. Rinoceronte de Java

Rinoceronte Java

Considerado el mamífero de mayor tamaño en peligro de extinción a nivel mundial.

Su uso en la medicina tradicional china y la conversión de su hábitat de bosque a campos de cultivo ha contribuido a la reducción drastica de su población, fijandose el número actual en 60 animales.

Dentro de esta subespecie de rinoceronte, se encuentra otra subespecie aún más peculiar, el Rinocerante de Java vietnamita, del que se cree no existen más de 12 ejemplares.

5. Tortuga marina

Tortuga Laud

El descenso en la población de tortugas marinas en el Pacífico, provocado por la pesca y la destrucción de las áreas de anidado en las playas, puede conllevar la extinción de una de las especies más antiguas del planeta.

Entre las subespecies más características y afectadas destaca la tortuga Laúd, considerada la mayor de las tortugas marinas y la única que no posee caparazón, su población actual se encuentra bajo  amenaza provocada  por la pesca accidental y el progresivo aumento del nivel del mar y las temperaturas en las playas del atlántico. Otra de las especies más afectadas es la tortuga Carey, una tortuga de cuerpo plano, extremidades en forma de aletas y caparazón protector, su localización en aguas poco profundas facilita su caza furtiva (principalmente por el sabor de su carne y la confección de objetos decorativos).

Pingüino Magallanes

6. Pingüino

Las principales especies de pingüinos se ven amenazadas de extinción por dos principales razones, el calentamiento del planeta y los derrames de petróleo.

Aunque una de sus especies, el pingüino de Magallanes, se ve afectada también por la pérdida de los peces que les sirven de alimento.

Se cree que las variaciones de las temperaturas y las corrientes provocadas por el cambio climático, alejan cada vez más a los peces obligando a los pingüinos a desplazarse.

Atún Rojo

7. Atún rojo

Este pez migratorio de gran tamaño se localiza en el océano Atlántico y en el mar mediterraneo. Las practicas de pesca no controlada debido a su cotización en la elaboración de sushi ha colocado a esta especie en la lista de animales en peligro de extinción.

8. Leopardo

Leopardo

Algunas de las subespecies de este animal se encuentran fuertemente amenazadas por el peligro de extinción.

Por ejemplo, en las montañas del himalaya tan sólo quedan unos 5000 ejemplares del exótico leopardo de las Nieves y en una reserva de Siberia es el único lugar donde podremos encontrar la subespecie más rara de leopardo conocida, el leopardo de Amur, del que existen unos 30 ejemplares y cuyas mayores amenazas son la caza furtiva y la endogamia.

Panda gigante

9. Panda gigante

La fragmentación de su hábitat forestal en las montañas sudoccidentales de China ha ocasionado un descenso en su población, la cual se sitúa actualmente en unos 2.500 ejemplares.

10. Lince Ibérico

Lince Ibérico

El lince ibérico es el felino más amenazado del planeta, y por el momento es el que más papeletas tiene para convertirse en el primer miembro extinto de la especie en los últimos 2000 años. La fragmentación de su hábitat, la pérdida de alimento y la mortalidad relacionada con la mano del hombre constituyen sus amenazas más importantes.

Según las autoridades pertinentes, se cree que en la actualidad existen entre 150 y 200 ejemplares repartidos entre Sierra Morena y Doñana.

Orangután Sumatra

11. Orangután de Sumatra

El cambio climático, que provoca el aumento de las precipitaciones durante la temporada de lluvias y de los incendios en la temporada de sequía, la destrucción de su hábitat por la mano del hombre y su caza para la venta en el mercado negro son los causantes de la disminución del 46% de la población de este simio en los últimos años.  Según los expertos podrían llegar a extinguirse en los próximos 40 años.

Lobo Rojo

12. Lobo rojo

Este animal, habitante en zonas de Estados Unidos, México y Canadá, se creía extinto en 1980, tras numerosas operaciones de rescate después de encontrar algunos ejemplares vivos la población ha aumentado hasta los 50 ejemplares conocidos hoy en dia.

…Y tres más que seguramente desconocías:

Ballena

13. Ballena

Entre las especies más afectadas por el peligro de extinción se encuentran la ballena jorobada, el cachalote o la ballena azul, y sus mayores amenazas son la cacería comercial, el tráfico marítimo, la contaminacion de los mares, el cambio climático y los fenómenos naturales.

Canguro

14. Canguro

La especie más singular y característica de Australia se encuentra en grave riesgo de extinción.  El calentamiento global constituye su principal amenaza, y los expertos afirman que un incremento de apenas dos grados en las temperaturas provocarían la extinción de alguna de sus subespecies y el descenso significativo de la población general.

15. Elefante

Elefante

Aunque nos parezca increíble, el elefante es otra de las especies amenazadas de extinción. La falta de hábitat debido a la deforestación y la caza furtiva provocada por la cotización en el mercado negro del marfil de sus colmillos son sus principales amenazas.

Entre las subespecies más afectadas están el elefante asiático y el elefante de Sumatra, cuya población actual se fija alrededor de los 2.600 ejemplares.

¿Qué te ha parecido el artículo? ¿crees que ya es hora de hacer algo al respecto? ¿eres de los que opina que aún queda margen? ¿o por el contrario piensas que ya es demasiado tarde? Cuentanos tu opinión en los comentarios

Share Button

0 201
ojos que no ven

Afirma los pies en la tierra

abre los brazos hacia el cielo

busca el equilibrio de tu sentir

y canta

Ricardo Güiraldes, uno de los grandes nombres de las literatura en castellano, vino en mi auxilio esta mañana para recordarme con 20 palabras y 4 versos, quién soy.
Si deshacemos el poema eliminando toda imagen y nos quedamos solo con las acciones obtenemos:

Afirma

abre

busca

y canta

cuatro verbos que siguen siendo una buena idea de cómo se debe vivir. Un buen consejo.
Escribir es para mí un compromiso vital y salvando las (insalvables) distancias con el autor de estos versos, sé perfectamente que es trabajando como entro en la sensación de mi propio poder y me construyo a mí mismo.

de prisa de prisa

de prisa de prisa

Tu trabajo te permite entrar en la sensación de tu propio poder?
Karl Marx entiende que por el trabajo el ser humano expresa su humanidad, su verdadera naturaleza; el trabajo es la actividad vital mediante la cual se realizan la personalidad y las potencialidades humanas.

El Hombre Alienado
La alienación ocurre cuando el trabajador no es una persona en sí misma, sino una mano de obra que puede representarse en su equivalente económico: el trabajador es una determinada cantidad de dinero utilizable, como mano de obra, para la multiplicación del mismo.
Alienación es la pérdida de la personalidad, la identidad o las ideas propias de una persona debido a la influencia o dominación de otra.
Estamos tan habituados ya que creemos que es natural y hasta simpática la alienación que provoca la publicidad, pero no lo es.
El sufrimiento humano en lo fundamental tiene causas sociales, está ligado a la alienación, a la explotación económica que una clase infringe a otra, que una persona infringe a otra, que una sociedad infringe a otra.

sin tiempo para detenerse

sin tiempo para detenerse

Este artículo ha surgido por necesidad; imagino que en algún lugar alguien al leer estas líneas se reconocerá como miembro de una familia.

La familia del creador trasciende culturas, geografías y tiempos y es la única familia encargada de sostener a la humanidad aunque tantos otros se adjudican esa tarea como honor o como carga. Lo cierto es que los creadores, los Güiraldes, los Marx, en algunos casos con alegría, en otros con pasión o con locura nos ponen en contacto con las fuerzas de la vida al soñarnos, amarnos o inventarnos.

todo desaparece en la velocidad

todo desaparece en la velocidad

Share Button

0 1541

Si seguís con asiduidad nuestro blog, sabréis que hemos hablado ya del problemática de las bombillas fluorescentes y de la realidad de las llamadas “bombillas de bajo consumo”. En esta ocasión queremos ofreceos un poco más de información, de carácter más técnico, que os sirva para hacer una elección correcta cuando tengáis que adquirirlas y que os ayude a disipar también algunas dudas.

Una cosa que recomendamos es, siempre, antes de realizar una compra, por pequeña que sea, darle un vistazo al catálogo de los fabricantes para conocer cuál es su oferta. Esta es una acción a la que poco a poco nos vamos acostumbrando, pero nos tenemos que concienciar de su importancia y necesidad.

Habitualmente, a la hora de comprar un nuevo vehículo, una televisión o un teléfono móvil, nos pasamos horas en internet o en tiendas especializadas analizando cuales son los modelos de los que disponemos, cuáles nos gustan más o menos, nos informamos de las características técnicas y por último los comparamos con el resto para poder decidir cuáles es la mejor compra (y, sobretodo, la que mejor cumple con nuestras necesidades). Con las bombillas tenemos que hacer lo mismo, porque no todas sirven por igual, y porque podemos generar nuevos ambientes y sensaciones en nuestro hogar o jardín únicamente jugando con la luz. Como se deduce del título del post, para cada necesidad hay una bombilla. Pero tenemos que saber antes cuáles son nuestras necesidades.

Eso si, al principio, os explicamos alguna terminología que generalmente aparece en los envases de bombillas, lámparas y luminarias, y  que es importante conocer.  Posteriormente algunos aspectos a tener en cuenta a la hora de adquirir vuestras lámparas o bombillas:

¿Qué es…?

_Lumen: es la unidad internacional para medir el flujo luminoso.

_Flujo luminoso: es la medida de la potencia luminosa percibida.

_Lux: es una unidad de medida basada en el lumen. Un lux equivale a un lumen por metro cuadrado. Para hacernos una idea de la proporción, en un salón de una vivienda iluminado artificialmente hay alrededor de 50 lux, y en una oficina correctamente iluminada, unos 400 lux.

_W (Watio, o Vatio): es la unidad de medida para la potencia.

_Potencia de la lámpara (el término técnico para las bombillas es el de lámpara, y el lugar donde va colocada, luminaria): Cantidad de energía eléctrica capaz de transformar en energía lumínica, en función de su rendimiento. Hay que tener en cuenta que mayor potencia mayor rendimiento lumínico (eficacia) y, por tanto, proporcionalmente más luz.

_Rendimiento lumínico o eficacia: Es la relación entre la luz producida (lúmenes) y la potencia eléctrica consumida (watios). Los máximos teóricos son 220 lum/w para luces continuas, y 650 lum/w para luz monocromática. Cuanto más intensidad tenga nuestra lámpara más luminosos serán los objetos, pero si la luz de la bombilla elegida es monocromática, los colores no se distinguirán claramente y veremos peor los objetos. De esta forma, en pasillos con cuadros colgados, o en habitaciones en las que nos interesa resaltar algunos elementos o generar diferentes espacios (de lectura, donde comer, etc) es interesante utilizar bombillas de espectro continuo, que tienen un menor rendimiento luminoso. A día de hoy podemos encontrar productos que tienden más hacia uno u otro. De esta forma, nos encontramos con lámparas en las que podemos elegir mayor luminosidad o mejor rendimiento de color.

Como ya se ha dicho un poco más arriba, cuanta más potencia tenga una lámpara, más eficiente es. Esto, que se tiene muy en cuenta en iluminación exterior, en interior se queda un poco al margen, porque los espacios son más contenidos y los efectos buscados son otros. Lo que si que es cierto es que resulta más eficiente tener una lámpara de 120W que no dos de 60W. Lo que hay que tener en cuenta es, por ejemplo, si en nuestra cocina o salón nos interesa más o estamos más cómodos con la luz que emite un portalámparas con sólo una de 120 W o uno que tenga dos de 60W.

_Color de la luz. El color de la luz, o el color de luz que emite una lámpara, se define a través de una escala comparativa de temperatura, por eso se mide en ºK, o grados kelvin. Valores muy altos indican que la luz que emite la lámpara es blanca-azulada (luces frías), y para valores bajos, que la luz es blanco-anaranjado, (luces cálidas). Para tener una idea de la escala, la luz de una cerilla es de 1700ºK, la luz del sol directa es de 5600ºK o la luz de una lámpara de xenón, de 6420ºK.
Si nuestra intención es la de crear un espacio acogedor, ínitmo, por ejemplo para un salón, tendremos que buscar lámparas que tengan efectos “cálidos”, con unos valores de hasta unos 4000-4500ºK. En cambio, si queremos espacios vivos, con una gran sensación de luz, tendremos que optar por lámparas de unos 5000ºK hacia arriba.

_Rendimiento de color. El rendimiento de color de las lámparas nos expresa la veracidad o al proporción real con que se ve el color de los objetos. La medida se expresa en % y puede ir desde cifras negativas (-20%) hasta el máximo de veracidad (100%). Se considera como luz veraz a la natural, la que proviene del sol, reproducida en laboratorio mediante lámparas de luz estándar.

_Tipo de conexión: Nos permite identificar en qué portalámparas podemos colocar las bombillas. Se identifican con un código alfanumérico, por ejemplo: E27s. En este caso, que sería una bombilla típica de rosca estándar: E (Tipo de portalámparas: Rosca tipo Edison) 27 (diámetro portalámparas: Rosca Edison estándar) s (número de contactos: contacto sencillo).

_Aparellaje eléctrico necesario: Algunas lámparas, como son las incandescentes, funcionan directamente conectadas a la red eléctrica. Otras, en cambio, como pueden son las del tipo LED, necesitan de un aparellaje eléctrico auxiliar, conformado por reguladores, iniciadores, etc. Algunas llevan estos componentes incluidos en la lámpara. Otros, es el portalámparas el que los lleva. Una de las razones principales por las que las lámparas LED son más caras es este, ya que necesitan una cantidad de electrónica para poder funcionar que el resto no.

_Distribución de la luz: La luz que sale de las lámparas (bombillas) es, como norma general, difusa, y en todas direcciones. Según la forma de ésta (en forma de U, esféricas, en espiral, etc) pueden aparecer direcciones predominantes de la luz.
Hay algunos tipo de lámparas, varios modelos de incandescencia fundamentalmente, en los que la lámpara incorpora un reflectores que permite distribuir y concentrar la luz según las necesidades hacia objetos concretos.
Uno de los problemas que se achacan a las luces de tipo LED es precisamente este, que la distribución es excesivamente lineal, y en ocasiones parecen cañones de luz que no iluminan bien espacios cerrados. Por eso hay que elegir bien si este es el tipo de luz que queremos para nuestro espacio, aunque sean las que menos consumen (y las más caras).

_Durabilidad y Número de encendidos: Este apartado quizá sea el más importante, y el que más hay que tener en cuenta a la hora de adquirir cualquier tipo de lámpara.
Las lámparas están fabricadas con una duración limitada y un número de encendidos “programado”. Además, y esto si que es muy importante, la durabilidad depende en general de las horas de funcionamiento, y del número de encendidos.

A las lámparas de incandescencia no les afecta el número de encendidos, y se fabrican para durabilidades específicas en general cortas. Lo habitual es 1000 h para incandescencia estándar y 2000 h para las de incandescencia mejoradas y halógenas. La durabilidad de las lámparas “de bajo consumo” depende enormemente del tiempo en que permanecen encendidas y del número de encendidos. Antes de decidir su adquisición deberíamos interrelacionar estos dos factores, para de esta forma poder predecir su probable duración. La duración de este tipo de bombillas se calcula para tiempos de permanecer continuamente encendidas de seis a ocho horas. Para tiempos menores su durabilidad se ve reducida considerablemente, de forma que si van a pasar a estar encendidas a ciclos de sólo una hora (una o varias veces al día, pero sólo una hora cada vez) , pueden reducir su vida útil hasta alcanzar sólo el 70%. Si sólo estarán encendidas aproximadamente media hora, pueden bajar hasta el 50%.

Esto significa que si yo tengo un espacio en el que coloca una luz que no va a estar encendida mucho tiempo, o se apagará o encenderá a menudo, no es lo más adecuado colocar una lámpara de bajo consumo, ya que el incremento de precio de estas bombillas con respecto a su consumo no será compensado antes de que se funda. Por tanto, para estas situaciones, es necesario buscar alternativas si queremos respetar el medio ambiente y el bolsillo al mismo tiempo. En estos casos, las incandescentes mejoradas suelen ser la mejor alternativa (consumo-precio). Las lámparas LED tienen una alta durabilidad (10 años, aproximadamente el doble de las fluorescentes) pero su precio todavía es muy elevado. Hay que analizar si el portalámparas o el efecto que queremos conseguir con la compra y uso de esta luz vamos a querer que sea perdurable en el tiempo, para compensar el desembolso tan elevado al principio. La única pega de estas lámparas es que con el paso del tiempo disminuye su flujo, pero sin dejar de funcionar.

_Coeficiente de depreciación de las lámparas e Influencia del voltaje: A lo largo de la vida útil de la lámpara, y conforme pasa el tiempo, la luz que producen es cada vez menor. Su vida acaba cuando se funden o se estropea algún mecanismo interno. Sin embargo, hay algunas lámparas fluorescentes no llegan a dejar de producir luz, pero su rendimiento va disminuyendo, hasta que es aconsejable su reposición aunque no hayan dejado de emitir luz porque el flujo que emiten no es el adecuado para nuestras necesidades. Hay que tener en cuenta que las bombillas están fabricadas para unas condiciones de funcionamiento eléctrico (voltaje) concretas. Todos sabemos que en ocasiones el voltaje de las redes sufre variaciones, no ajustándose exactamente con los estándares, llegando incluso a oscilaciones muy perceptibles. Lo mismo sucede con el estado de la red eléctrica de nuestros hogares, al que hay que realizar un correcto mantenimiento para evitar esto, y, al mismo tiempo, ahorrar luz.

Y esto, ¿por qué?. Porque, en general, si el voltaje es mayor que el
normal, la lámpara produce más luz, consume más y además reduce su durabilidad. Incrementos de sólo un 10% en la tensión de la red de nuestra vivienda puede suponer que la vida útil de nuestras bombillas se reduzca hasta sólo un 25 o 30% del total.

_Condiciones de encendido y reencendido: Hay lámparas cuya emisión de luz es inmediata cuando pasa la electricidad. Este es el caso, por ejemplo, de las lámparas incandescentes. En cambio, hay lámparas cuya emisión de luz tarda desde unos segundos a varios minutos para producir luz suficiente, como el caso de algunas fluorescentes o de bajo consumo. Este es otro aspecto a tener en cuenta, porque podemos incurrir en utilizar una cantidad de energía innecesaria, y un gasto en bombillas excesivo para el uso final que le demos.

Como podéis ver, parece que elegir la mejor bombilla no es tan fácil. El abanico de productos disponibles es muy grande, agrupados, eso sí, en pocas tecnologías lumínicas diferentes. A esto se le suma con que cada fabricante nos intenta vender su producto como el mejor, y parece que cada nueva tecnología (como es ahora el LED) sustituirá al resto.

La conclusión que podemos obtener es que cada tecnología tiene un uso más adecuado (a la espera de la solución definitiva), y que debemos ser consciente de que utilizar un tipo de bombillas en un espacio que no es el correcto, nos puede acarrear en el largo plazo, mayor coste económico, y mayor coste ambiental (por un mayor uso de bombillas).
De esta forma, saber bien cuál es el uso que le vais a dar, su ubicación, y el número de horas que estará en uso es imprescindible antes de realizar la adquisición/adquisiciones. De esta forma, podréis filtrar un poco por cuál es la tecnología que mas interesa. Y así, con esto claro, elegir cuál es la mejor bombilla del casi infinito catálogo en el que podemos elegir.

¡Esperamos que os haya sido útil!

Share Button