Home Blog Página 11

0 887
Bombillas de bajo consumo

Las bombillas de bajo consumo, conocidas técnicamente cómo lámparas fluorescentes compactas (LFC), son un tipo de lámpara que utiliza la misma tecnología de los tubos fluorescentes tradicionales para hacer lámparas de menor tamaño que sustituyan a las tradicionales bombillas incandescentes.

En comparación con éstas, las LFC tienen mayor vida útil y consumen menos energía para producir la misma cantidad de luz. Sin embargo, tardan más tiempo en producir su máxima iluminación y su contenido de residuos tóxicos provoca que su desecho sea más problemático.

Algunas de las ventajas de las lámparas fluorescentes compactas en comparación con las lámparas incandescentes son:

  • Las LFC son frías y convierten en luz la mayor parte de la energía que consumen, mientras que en las incandescentes la mitad de energía consumida es transformada en calor y no en luz.
  • Una bombilla de bajo consumo utiliza entre un 50 y 80% menos de energía para producir la misma cantidad de luz. Para hacernos una idea, una LFC de 22 vatios equivale a una bombilla incandescente de 100 vatios.
  • Una bombilla incandescente arroja mucho más CO2 a la atmósfera que una bombilla de bajo consumo.
  • Las bombillas de bajo consumo cuestan unas siete veces más que las incandescentes y duran aproximadamente unas 10 veces más.
  • En un cálculo aproximado, sustituir cinco bombillas incandescentes por cinco bombillas de bajo consumo equivalentes, puede suponer un ahorro anual de unos 60€ y una reducción de la emisión de gases del efecto invernadero de hasta 340kg.

La trampa de las bombillas de bajo consumo

Existe otra vertiente que opina que, aunque las bombilas de bajo consumo o LFC fueron diseñas para beneficiar al medio ambiente principalmente mediante el ahorro energético, estas bombillas constituyen una amenaza y son altamente contaminantes, tanto que pueden producir serios problemas de salud. La razón principal es su contenido de mercurio, un metal pesado que utilizado en forma de gas produce una radiación ultravioleta, la cual es convertida en luz visible por un recubrimiento fluorescente.

Un estudio de la OCU afirma que durante su funcionamiento no se producen perdidas por lo que no existe peligrosidad. El principal riesgo es la posibilidad de rotura de una bombilla LFC, ya que de ser así, se produce una liberación brusca de mercurio al ambiente, una de las sustancias más tóxicas que existen en el planeta.

¿Qué hacer si se rompe una bombilla de bajo consumo?

Tal es la preocupación por los problemas de salud que pueda acarrear la rotura de este tipo de bombillas, que el Instituto Nacional de Toxicología recomienda seguir a rajatabla el siguiente protocolo de actuación:

  1. Abandonar la habitación de forma inmediata y ventilar durante al menos unos 15 minutos.
  2. Recoger cuidadosamente las piezas rotas y el polvo con toallas o papel húmedo, equipados convenientemente con guantes de goma y mascarilla de protección respiratoria.
  3. No utilizar bajo ningún concepto aspiradora o escoba, ya que con el calor o la aerosolización, la volatilidad del mercurio aumenta significativamente.
  4. Colocar todo el material recogido en algún tipo de recipiente hermético o bolsa sellada y depositarlos en algún centro de reciclaje o punto habilitado para la recogida.
  5. Si después se pasa la aspiradora, debe extraerse la bolsa, introducirla de nuevo en una bolsa de plástico sellada o recipiente hermético y llevarla también al punto limpio
  6. No permitir a los niños pequeños el acceso a dicha habitación en las menos las siguientes 24 horas posteriores a la limpieza exashutiva de la misma.

Todas estas precauciones son muy importantes y totalmente necesarias, pero especialmente si la bombilla estuviese encendida en el momento de la rotura, porque entonces la cantidad de mercurio liberada es mucho mayor. No olvidar tampoco que las bombillas deben depositarse siempre y de cualquier forma, tanto si la bombilla está rota como fundida, en puntos limpios o habilitados para su recogida (situados normalmente en centros comerciales, ferreterías o tiendas de iluminación), nunca deben depositarse en los contenedores convencionales.

El mito de la vida útil

Otro de los puntos que causa gran controversia a la hora de hablar de bombillas de bajo consumo es el tema de la vida útil. Según los fabricantes las bombillas de bajo consumo poseen una vida útil que oscila entre las 3.000 a 8.000 horas, y es en ese punto en el que radica la clave de su ahorro económico en comparación con las bombillas incandescentes.

Pero la realidad es bien distinta en muchos casos, ya que de no llegar a esas 3000 horas, cosa por desgracia demasiado habitual no sólo no se produce ese ahorro, sino que en la mayoría de los casos estamos perdiendo dinero.

El problema de la vida útil de la bombilla es que no es algo inmutable, sino que puede verse afectada por diversos factores como:

  • Los ciclos de encendido y apagado: las bombillas sometidas a frecuentes encendidos (usos puntuales como pasillos o aseos) suelen ver reducida su vida útil.
  • Las luminarias muy cerradas: comprometen la vida útil de las bombillas debido a las altas temperaturas.

 

Otros tipos de bombillas de bajo consumo:

Aunque las LFC son lo que comunmente conocemos cómo bombillas de bajo consumo, esta denominación no es del todo correcta, ya que existen otro tipo de bombillas que podrían englobarse dentro de esa misma categoría de bajo consumo y no son LFC. Es el caso de :

Halógena

  • Bombillas halógenas: en principio nacieron como una tecnología destinada a los coches, pero hoy en día existen bombillas de formato tradicional, que consumen la mitad que las bombillas incandescentes, y funcionan con esta tecnología.
  • LEDBombillas LED: son las mejores bombillas del mercado, gastan unas 8 veces menos y no presentan ningún tipo de riesgo para la salud ni el medio ambiente. Tienen una vida útil mucho mayor que cualquier otra y poseen una luz direccional y más cálida. El único incoveniente es su precio, que a pesar de disminuir progresivamente continúa siendo más elevado que el de las otras, aún así, su larga duración y bajo consumo provoca que resulten más rentables y económicas.

Las bombillas de LED la mejor solución

Haciendo una comparación rápida podemos afirmar que una bombilla led consume unos 2w contra los 35w de una halógena obteniendo la misma iluminación, esta diferencia de consumo y su larga vida útil hace que salga rentable a pesar de costar aproximandamente unas 6 veces más.

0 1458
conservación del lince ibérico

Sale a luz en estos días el libro ‘Ideas para conservar al lince ibérico’, un proyecto que ha sido coordinado por la SECEM (Sociedad Española para la Conservación y Estudio de los Mamíferos) y cuya publicación ha sido realizado bajo uno de los proyectos de LIFE + Iberlince.

Poco a poco el lince ibérico está recuperándose en nuestra naturaleza gracias al trabajo y al apoyo de diferentes colectivos investigadores, agentes de la autoridad, medios de comunicación, instituciones políticas, labores educativas… Que han conseguido detener el deterioro de este animal. ¿Cómo ha sido posible la recuperación del lince ibérico? Entre otras acciones, por el incremento de las poblaciones de conejos, la concienciación de la población humana local, regeneración del hábitat, cría de linces en cautividad, arreglo de carreteras…

Si quieres conocer más sobre ello, qué mejor forma de hacerlo que acudiendo a este fantástico libro: ‘Ideas para conservar al lince ibérico. Nuevas aportaciones para la supervivencia del felino más amenazado del mundo.’

 

life + iberlince SECEM

 

 

0 431
agricultura urbana nueva york

La compañía Gotham Green ha construido un invernadero en el tejado de una antigua fábrica en Brooklyn en Nueva York en la que se cultivan hortalizas a través de un sistema de cultivo hidropónico de forma ecológica y sostenibles.

La finalidad de estos agricultores urbanos es acercar productos frescos y locales a la ciudad de Nueva York.

Otro punto más para la Agrícultura Urbana

Aquí os dejamos el medicinesfinder.com vídeo de la compañía, esperamos que lo disfrutéis,


Gotham Greens from Dark Rye on Vimeo.

0 761
europa apuesta por agricultura ecológica

El pasado mes de Octubre la UE publicó un informe sobre la evolución y el estado de la Agricultura Ecológica.

Según este informe, la UE-27 ha pasado de cultivar 5.7 millones de hectáreas en 2002 a 9.6 millones en 2011, lo que implica un incremento de 500.000 hectáreas por año. Aunque esto representa un gran aumento, si se compara con la superficie total dedicada a la agricultura, esta solo supone un 5.4% . Por lo que queda de manifiesto que aún hay mucho trabajo por hacer.

Por otro lado, España ha sido unos de los países que más ha apostado por lo ecológico ya que ha pasado de cultivar 725. 254 ha en 2003 a 1,756,548 ha en 2012, un poco más de un millón de hectáreas en 9 años.
Como se puede ver en la figura de abajo, Murcia es la Comunidad Autónoma con mayor cultivos en ecológico seguido de Andalucía y Castilla la Mancha.

En relación al tipo de cultivo, en la EU-27, son las legumbres y los frutales los que ocupan una mayor área dedicada a la producción ecológica con un 16% y 11% respecto al área total de cultivo. Mientras que en España son los terrenos dedicados a pastos y cereales, con 48.2% y 9.8% respectivamente.

En conclusión podemos decir que el sector de la agricultura ecológica ha incrementado en los últimos años en toda EU con una tendencia a incrementar en los próximos años.

Para más información podéis consultar el informe completo en este link: http://ec.europa.eu/agriculture/markets-and-prices/more-reports/pdf/organic-2013_en.pdf

0 534
la huerta a la vuelta de la esquina documental

 

La Huerta a la Vuelta de la Esquina es un fantástico documental dirigido por Vicente Tamarit y realizado en la Universidad de Valencia donde se muestra la grave situación de desaparición en la que se encuentra hoy en día la Huerta Valenciana.

A continuación podéis ver este fantástico documental.

 

0 531

Con una multa que se eleva hasta los 6.000€, la Dirección General de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Sevilla ha sancionado al Parque Temático Isla Mágica, el cual ha incumplido la Ley 2007 de Gestión de la Calidad Ambiental de Andalucía.

En el BOP de hace unos días se podía apreciar algunas notificaciones de ‘expedientes sancionadores incoados en materia de disciplina ammbiental’ entre la que se encuentra a Isla Mágica, correspondiente a la resolución 4965-11/07/13 por la cual se cita a que el parque ha sido sancionado por infracción a la Ley de Gestión de la Calidad Ambiental de Andalucía con una suma que alcanza los 6.000€.

isla mágica medio ambienteGuillermo Cruz, el director operativo de Isla Mágica, contaba que cómo era posible que, un parque de las dimensiones de éste y de renombre, visitado por millones de turistas al año, no había podido ser notificado. Por ese hecho aparece en el BOP ya que la notificación no pudo ser realizada, pero, ¿por qué?

Cruz explica que el Isla Mágina tramita cada año un sinfín de documentos relacionados a diferentes licencias y trámites, puesto que el parque realizada diversas actividades a diferentes escalas, por lo que la sanción puede llegar a ser desde un puesto de perritos interior, hasta la cocina de uno de sus restaurantes.

Por todo ello Guillermo acudirá en los próximos días a la Dirección General de Medio Ambiente para evaluar el expediente.

0 424
google earth y universidad de maryland

 

Google Earth y un equipo de investigación de la Universidad de Maryland, han lanzado un mapa digital en el que se puede visualizar la evolución en el cambio de la masa forestal global.

 

A través de un código de colores (rojo para la masa forestal perdida entre el año 2000 y 2012, azul para el incremento en ese mismo período de tiempo, y verde para el existente) se puede observar como han sido los cambios y la tendencia durante la última decena de años.

 

Para obtener más información, podéis consultar la página web del estudio, porque no os dejará indiferentes. Más adelante ofreceremos algunos análisis y las conclusiones que sacamos de ellos, pero mientras… ¡Vosotros mismos!

 

 

Enlace al mapa interactivo:

http://earthenginepartners.appspot.com/science-2013-global-forest

0 477
conciencia territorial

Hablar de la crisis en España no es hablar sólo de una crisis económica, sino de una crisis de un modelo político, de ordenación del territorio, de un modelo de percepción del suelo y su valor, y de una crisis en un modelo educativo y social.

Para profundizar y entender un poco más qué lo que ha pasado durante este tiempo, servirá con lo que adelante os expongo (no vayáis a pensar que la situación ha sido derivada por complejos asuntos; todo lo contrario, tienen una explicación bien sencilla):

_unas leyes que convertían casi todo el suelo en urbanizable
_acceso a dinero fácil por parte de los ciudadanos a los bancos
_modelo turístico demandado por los propios españoles y extranjeros
_avaricia por parte de políticos
_poco respecto y amor por lo que nos hace, precisamente tan especiales: nuestro territorio

Esta conjunción de factores ha permitido que representantes políticos, que teóricamente defienden los intereses políticos de sus ciudadanos, de sus familiares, de los pueblos y ciudades de los que ellos mismos forman parte, no hayan dudado en permitir cambios de uso en los suelos, venderlo y destruirlo, así como transformar y convertir paisajes de alto valor. Y todo bajo un único afán lucrativo propio, justificado con que estos cambios iban a traer progreso. Mientras el patrimonio y los bienes de unos pocos iban aumentando desmesuradamente, lo que es de todos, ese patrimonio cultural, esos paisajes de gran valor, esos suelos fértiles, se iban destruyendo sin que la mayoría dijera nada. Sólo pequeños colectivos de ciudadanos concienciados (o que no ganaban suficiente en las transacciones, seamos sinceros), ecologistas, algunos especialistas y técnicos trataban de mostrar el gran error que se estaba cometiendo. Pero todo el mundo giraba la cabeza, porque era más importante que la economía de España creciera un 3 o un 4 % anual.

Mientras en Europa se empezaba a hablar de participación ciudadana, soberanía alimentaria, de nuevos modelos de urbanismo y ciudad, de ciudades biofílicas y verdes, en España se jugaba a lo que ahora estamos viendo día sí y día también en nuestros medios de comunicación: que el modelo estaba basado en empresarios y políticos, que saltándose y manipulando los procedimientos establecidos y favoreciendo información a cambio de otras cosas, se beneficiaban, se enriquecían y se permitían las locuras que nos han llevado al lugar donde estamos. Para daros unas pinceladas:

_construcción masiva en los primeros 500 m de litoral de toda la franja mediterránea
_construcción en zonas de acantilados, marjales, cauces de ríos y barrancos y zonas naturales
_destrucción de ecosistemas
_desaparición de suelo fértil y productivo
_desaparición de paisajes culturales
_destrucción de zonas forestales
_crecimiento desmedido y poco planificado de municipios y ciudades, ocupando suelo y construyendo viviendas en exceso (aproximadamente hay un millón de viviendas vacías en nuestro país)
_migración de gente de zonas rurales hacia las ciudades, provocando el abandono de grandes extensiones de suelo cultivable

Y el problema es que hoy sólo conocemos las consecuencias inmediatas de estos años de vorágine constructiva. Lo que no sabemos, y quizá ni siquiera imaginamos, en cómo será la situación dentro de 5 o 10 años. Es probable que no se construyan muchas más viviendas en el medio plazo, pero, ¿qué pasa con todas las que están vacías y se están degradando? ¿Y las que están a medio construir? ¿Y qué pasa con todo ese suelo que pensaba construirse y ya hoy está abandonado y degradándose? Y las zonas naturales que aún pueden salvarse y regenerarse, pero ¿no hay dinero para ello? ¿Y con todo el suelo agrícola que ha dejado de cultivarse? ¿Cuál será su estado dentro de 5, 10 años?
Pese a esto, no hay que perder la esperanza, aunque todo invite a ello. ¿Y por qué no?

La crisis ha calmado las ansias devoradoras de territorio, y por aquí y por allí empiezan a surgir voces que claman un cambio de modelo urbanístico, mas sostenible, y sobre todo que respete al territorio. Están apareciendo numerosos planes y proyectos piloto que tratan de compaginar los futuros crecimientos de pueblos y ciudades con la puesta en valor de las zonas rurales próximas, así como grupos de ciudadanos que al mismo tiempo tratan de repensar como deberían ser las ciudades actuales y hacia donde deberían cambiar para ser mas respetuosas. Una parte de la ciudadanía, con la excusa de la crisis, ha vuelto al campo y se ha puesto a recuperar antiguas explotaciones agrarias (y ya sólo queda que no sea una moda más y de verdad este tejido permanezca dentro de unos años).

Pero el verdadero cambio debe estar en las instituciones políticas, y esto aún no se ve. Existen voces que dicen que sólo estamos esperando a que pase la crisis para volver a hacer lo mismo. Y algunas políticas dan razón a estos argumentos, con la presencia de capitales asiáticos y rusos que invierten en aquello que tanto nos daño nos hace: en bienes inmuebles. Y ahí, la razón sólo nos lleva a pensar que la solución pasa por darle poder a los ciudadanos, y que sean ellos quienes modelen y decidan cómo quieren que sea su territorio, su paisaje. Algunos cambios en las leyes urbanísticas actuales empiezan a dar cabida a la participación ciudadana, y establecen la obligación de recoger su opinión y a plasmar sus decisiones en el diseño final de los planes y proyectos. Y aunque sabemos que todo esto no es suficiente, es un primer paso. Hay algo mucho más importante, y pasa por que la ciudadanía tome realmente consciencia de qué es el paisaje, qué es el territorio, y de la importancia de mantenerlo, preservarlo, y mejorarlo.

Los políticos deberían entonar un gran “mea culpa” por todo lo que ha sucedido, pero sabiendo qué aún es posible cambiar las cosas, los ciudadanos deberían conceder ese perdón, a cambio de fuerza para poder cambiar las cosas. Y al mismo tiempo, aprendiendo y educándose todo en eso que se llama cultura del territorio, cultura del paisaje.

Fernando Alfaro, exconcejal de urbanismo y freelance

0 370
entornos contaminados

Se acerca ya el final de año, y en numerosas páginas webs y blogs hacen un repaso de lo que ha sido el año con respecto a los contenidos que ofrecen.

En este caso, y alejándonos un poquito de esta tendencia que se está convirtiendo en popular, vamos a comentaros un artículo aparecido en www.inhabitat.com, y que nos muestra 10 proyectos realizados en entornos degradados y, en ocasiones, contaminados o destruidos.

En un momento en el que parece que invertir dinero en todo aquello que no genere crédito económico positivo se antoja, cuanto menos, absurdo, queremos dar un toque de atención en lo importante que resulta invertir en proyectos de regeneración y recuperación ambiental.

Si le dais un vistazo al link a continuación, podréis ver el gran beneficio ambiental y social que produce este tipo de proyectos. Vale la pena dejar a un lado tanta palabrería y que las imágenes hablen por si mismas.

A todos los que penséis que no vale la pena, seguro que algo os cambia.

http://inhabitat.com/10-landscape-design-projects-that-turn-damaged-and-neglected-spaces-into-healthy-beautiful-environments/

0 467
wounda y jane goodall

Hay veces que la vida te regala momentos como este. Una criatura de la tierra como es un chimpancé que, por acción del ser humano, queda totalmente enfermo.

Esta es la historia de Wounda, una chimpancé que fue salvada por el Instituto Jane Goodall en la República del Congo y que tras ser curada, fue devuelta nuevamente a la selva.

Una nueva oportunidad para una especie que, como se puede ver en el vídeo, ofrece mucho más que algunos seres humanos.