Inicio Agricultura Principales huertos urbanos en España

Principales huertos urbanos en España

0 147
huertos urbanos en España

Nuestra forma de alimentarnos ha cambiado muchísimo en las últimas décadas. Los cultivos masivos, insecticidas y aditivos alimenticios que se utilizan el frutas y verduras han hecho que muchos productos pierdan su sabor o su garantía de origen. ¿Hace cuánto que no saboreas un tomate con sabor a tomate? Por eso, la iniciativa de los huertos urbanos en España está calando hondo, creando una alternativa ecológica para los que buscan un estilo de vida sostenible.

Estos huertos han ido apareciendo poco a poco, invadiendo tímidamente las ciudades de nuestro territorio nacional. Se instalan en parcelas o solares abandonados y son dirigidos por la comunidad del barrio, escuelas o centros sociales con objetivos terapéuticos. El resultado son oasis ecológicos en los que prima la convivencia, compartir el espacio y cuidar del medio ambiente.

Auge de los huertos urbanos en España en los últimos años

A muchos, la idea de reservar un espacio cívico para plantar y recolectar nuestros propios alimentos le puede sonar complicado. O incluso utópico. Pero los huertos en grandes ciudades son ya una realidad muy avanzada. Hay sondeos que hablan de la friolera de 15.000 parcelas agrícolas dirigidas por pequeñas comunidades en toda España. Éstas se han ido incrementando desde la explosión de la crisis económica, como una alternativa viable y más barata a la compra en el mercado.

Ventajas de los huertos urbanos en España

Los huertos urbanos tienen muchos beneficios para la sociedad y las personas que participan de él:

  • Estimula el consumo propio y responsable. Entendidos como una inversión de tiempo y esfuerzo a largo plazo, puede sustituir la compra en supermercado, disminuyendo el consumo masivo y cuidando de lo que ingerimos.
  • Respeto al medioambiente. Para cultivar con éxito en estas parcelas es necesario aprender algunas consideraciones previas sobre las plantas, nuestro entorno y recursos. Al hacerlo es inevitable reconocer el valor de los alimentos y de la ecología.
  • Promueve prácticas de comercio sostenibles. Si produces más frutas y vegetales de los que puedes consumir antes de que perezcan, siempre puedes venderlas a vecinos o compañeros de huerto o intercambiarlas.

Desventajas y contras de los huertos urbanos en España

  • Contaminación. Las grandes ciudades están repletas de polución, procedente en su mayoría de los coches. Sobre todo de metales pesados como el plomo, que se adhieren con facilidad a las verduras, porque éstas son acumuladoras de metales. Sin embargo, esto se soluciona con un buen lavado de las lechugas antes de ingerirlas.
  • La factura del agua. Una cosa es tener una planta de tomate en la terraza. Y otra muy diferente un huerto urbano repleto de vegetales de regadío que requieren grandes cantidades de agua para desarrollarse.

Con tan pocas desventajas y tan fáciles de solventar (o de pagar), no es de extrañar que los huertos urbanos en España se hayan convertido en una tendencia ecológica y sostenible en alza. Los barrios se sienten más unidos, los vecinos trabajan en comunidad y enseñan a los jóvenes a mantener el respeto y cuidado por el medioambiente. Si a eso le sumamos un montón de sabrosos vegetales listos para comer, ¿por qué no lanzarse a la aventura de cultivar tu propia comida?

Share Button

No hay comentarios

Dejar un comentario