Inicio General Slow Food: ¿Sobre gustos no hay nada escrito?

Slow Food: ¿Sobre gustos no hay nada escrito?

0 317
El crecimiento en China

“La historia del arte es la historia del gusto, del buen gusto”, decía en voz muy alta por los pasillos de las escuelas de Bellas Artes, el dibujante Osvaldo Attila e insistía con razón “el gusto se educa”.

La Historia del Slow Food es la historia de una revolución cultural y el simple hecho de que no hayas oído nada de ella hasta ahora señala cuanto temor despierta este simple concepto para mantenerlo fuera de los medios de difusión masivos.
El Slow Food es mucho más que una alternativa a la comida rápida: desde 1986 es una asociación internacional sin fines de lucro presente en más de 50 países y cuenta con más de 100.000 socios con objetivos muy concretos.

Un Arca del Gusto
El modo en que comemos destruye nuestra emoción y sensibilidad juntamente con nuestro planeta; el Arca del Gusto protege productos de excelencia gastronómica elaborados en pequeña escala que se encuentran en peligro de desaparición.
Más de 1500 productos de decenas de países de todo el mundo han sido agregados al Arca del Gusto, por lo que estos alimentos están documentados, reconocidos y protegidos como herencia y patrimonio de la humanidad.
http://slowfood.es/proyecto/arca-del-gusto/

Comida rápida

Esto es comida rápida

Sabor es Saber y Poder
El Slow Food se ha propuesto modificar conductas sociales, leyes y variables económicas.
Otorga calidad de bien cultural a la comida y la alimentación
Protege la biodiversidad
Individualiza los productos alimenticios y los modos de producción ligados a su habitat para su categorización y protección en tanto que bienes culturales.
Promueve una mejora en la calidad de vida basada en el respeto al ritmo y tiempo naturales, al ambiente y la salud de los consumidores.

el crecimiento rápido

El derecho al olfato

El Derecho al Placer

El placer es un derecho humano, conocemos por placer movidos por la bondad o belleza con que un objeto se nos presenta; nos sentimos atraidos hacia el placer y rechazamos lo que nos produce displacer. Un objeto, una idea, una fruta, una luz, un aroma, provoca en nosotros una sensación placentera y entonces nos acercamos.
Sobre el placer se establece la base de toda comunicación, no hay contacto ni comunicación en el displacer, si no te provoca placer lo que estás leyendo, pues, dejarás de leerlo.
La vista, el oído, el tacto, el olfato y el gusto son los canales que tenemos para entrar en contacto con el mundo que nos rodea y todos ellos son fundamentales para lograr la armonía, la estabilidad, y el bienestar como principio vital.

Escribe la artista y educadora argentina Graciela Rossi ” Somos aquello que comemos, que vemos, que olemos,que escuchamos,que tocamos; los sentidos nos definen y uno se proyecta con ellos en el paisaje que lo rodea. Esto hace que no sea transparente nuestro paso por la vida, que vayamos dejando una huella que quedará para que otros la vean. Entrenar la mirada para descubrir las cosas que nos maravillan es la tarea del artista y debería ser también una tarea extensiva a todo ser humano”.

el caracol es símbolo del Slow Food

el caracol es símbolo del Slow Food

Share Button