Home Tags Artículos relacionados con "ejercicios Kegel después del parto"

ejercicios Kegel después del parto

0 205
ejercicios Kegel después del parto

Si estás embarazada seguro que ya has oído hablar de los ejercicios de Kegel. Te los ha recomendado el médico, una amiga o has leído sobre ellos en tus libros de preparación al parto. Los ejercicios de Kegel después del parto fueron inventados por el sexólogo americano homónimo en 1940. Están pensados para recuperar el tono del cuerpo tras dar a luz, cuando sufre las alteraciones del esfuerzo del parto.

Existen muchísimas disciplinas que ayudan a recuperar la zona tras el alumbramiento, desde yoga a deportes más intensos. Sin embargo, los ejercicios de Kegel son mundialmente conocidos por su simplicidad, la facilidad que hay para practicarlos y su infalible eficacia. Son los recomendados por los médicos y los más famosos del mundo.

¿Para qué sirven los ejercicios Kegel después del parto?

Este conjunto de posturas y ejercicios busca mejorar el estado del suelo pélvico y la musculatura abdominal de las madres recientes. Es necesario (y diríamos que incluso obligado), porque con el parto vaginal nuestro organismo sufre las consecuencias del esfuerzo.

Algunos de los efectos secundarios de este desprendimiento del suelo pélvico son incontinencia urinaria, problemas intestinales, abultamiento de la zona e incluso desplazamiento de los órganos reproductivos. Pero con estos ejercicios de Kegel se recupera y tonifica el área, volviendo a su estado original.

¿Cuándo comenzar a practicar los ejercicios Kegel después del parto?

Los beneficios de esta práctica comenzarán a sentirse a los dos meses de comenzar a hacerlos. Lo ideal es comenzar durante el embarazo, para ir preparando al cuerpo y que las consecuencias no sean tan graves. Una vez se haya dado a luz hay que respetar el período de cuarentena dictado por el médico. Dejar que el organismo se recupere del parto. Date un mes y medio de descanso y, cuando el especialista lo considere, retoma los ejercicios poco a poco.

Es importante no querer zambullirse de lleno en las posturas más complicadas. Dale a tu cuerpo tiempo para ir notando la mejoría, los límites que puede alcanzar. Que sea él el que dicte la evolución de los ejercicios, poco a poco y con calma.

¿Cuáles con los ejercicios Kegel después del parto que existen?

Estos famosos ejercicios se dividen en cuatro modalidades diferentes y se pueden hacer tumbada, de pie, sentada e incluso andando. Lo ideal es repetir cada postura unas 10 veces, cuatro veces al día. Es importante hacerlos con la vejiga vacía y recordar siempre que no debe doler la espalda, contraer abdominales o cansarnos. Si esto pasa es que los estamos haciendo mal.

  • Despacio. Contraer todo el grupo de músculos de la zona baja intestinal y mantenerlos así durante unos 5 segundos.
  • Rápido. Hacer lo mismo que en el ejercicio anterior, pero contrayendo y relajando lo más velozmente posible.
  • En ascenso. Contraer y relajar los músculos en períodos de tiempo marcados, aumentándolos para incrementar la complejidad e impedir que la zona se acostumbre.
  • La onda expansiva. Hacer lo mismo pero en vez de contraerlos al mismo tiempo, hacerlo de forma sucesiva y dividiéndolo por anillos. Primero la zona de uretra. Después la de la vejiga y, por último, la del ano.