Home Tags Artículos relacionados con "energías renovables"

energías renovables

0 2198

Iniciamos esta serie de posts con la intención de acercar y aportar algo más de información a todo este nuevo sector en ocasiones difuso, con mucho potencial, y que está ya marcando el desarrollo de nuestras ciudades (y de las futuras)

 

Quizá lo primero que deberíamos plantear es: ¿Qué es una Smart City? ¿Y una Green City? ¿Son cosas compatibles, equiparables, o un término está incluido en el otro?

Si hacemos una pequeña búsqueda por internet, para el mundo on-line parece que una está dentro de la otra. Incluso, en la propia Wikipedia, el término SmartCity está definido, pero el término GreenCity no. Si seguimos navegando y profundizando, numerosas referencias llevan siempre a incluir la a la ciudad verde dentro de la ciudad inteligente, sencillamente porque se asume que los criterios de sostenibilidad que se dan para la ciudad inteligente la convierten en verde. Pero, ¿esto es suficiente? ¿Puede que sea una simplificación? Para ello, vamos a definir que se entiende por cada uno de ellos.

¿Qué es una SmartCity?

La base de la ciudad inteligente no es un espacio urbano lleno de chips, sensores y cables por doquier que monitorizan y controlan todo. Esto podría ser una materialización de cómo entendemos a la ciudad inteligente, o de cómo logramos que una ciudad sea inteligente. La base, la definición que mueve a que una ciudad sea inteligente, es su concepción, su desarrollo como ciudad en base criterios de eficiencia y sostenibilidad (si una Ciudad Inteligente es aquella cuyos planteamientos buscan la máxima eficiencia y sostenibilidad, ¿qué son los ciudadanos que habitan en ella y no cumplen con esto mismo?)
De esta forma, estos desarrollos urbanos buscan responder de la mejor manera a las necesidades de las instituciones, empresas y ciudadanos tanto en el plano económico, operativo, social y ambiental. Según aparece en Wikipedia: Una ciudad o complejo urbano podrá ser calificado de inteligente en la medida que las inversiones que se realicen en capital humano (educación permanente, enseñanza inicial, enseñanza media y superior, educación de adultos…), en aspectos sociales, en infraestructuras de energía (electricidad, gas), tecnologías de comunicación (electrónica, Internet) e infraestructuras de transporte, contemplen y promuevan una calidad de vida elevada, un desarrollo económico-ambiental durable y sostenible, una gobernanza participativa, una gestión prudente y reflexiva de los recursos naturales, y un buen aprovechamiento del tiempo de los ciudadanos.

El objetivo final de una ciudad inteligente pasa por logar gestionar de la mejor forma posible las diferentes áreas de ésta: su urbanismo o estructura, sus infraestructuras, el transporte público y privado, los servicios, la educación y sanidad, la seguridad, la energía, los relaciones sociales, etc. Todo esto bajo el paraguas de los principios de Desarrollo Sostenible incluidos en el Programa 21 que promovió en su día la ONU, y que toma la innovación tecnológica y la cooperación entre agentes económicos y sociales como los principales motores del cambio. Y es aquí donde el marketing y ciertos intereses económicos han tergiversado la percepción de qué es una Smartcity. Al unir innovación tecnológica y cooperación entre agentes económicos como imagen y símbolo de ciudad moderna e “inteligente”, ha aparecido una herramienta que ha permitido poner en valor la creciente importancia de las tecnologías de la información y comunicación (NTIC’s) y unir a la ciudad inteligente con la ciudad conectada e informada (la ciudad llena de sensores y cables de la que hablábamos al principio). Obviamente estos aspectos son importantes, porque para controlar aspectos ambientales y energéticos son necesarios, pero para convertir a una ciudad en Smart no son suficientes.

¿Qué es una GreenCity?

Una definición sencilla de qué es una GreenCity es la de una ciudad que cuenta con la energía más limpia y eficiente posible, así como su transporte y sus edificios.
Una ciudad verde se abastece de fuentes de energía renovables y las distribuye y las utiliza a través de microredes super-eficientes. Sus edificios consumen muy poca energía, conservan el agua y reducen los residuos. Una ciudad verde está conectada entre si a través de espacios verdes, y cuenta con medios de transporte público accesibles y fomenta los recorridos peatonales y en bicicleta.
Seguramente pensamos que no es tan diferente a lo que hay escrito arriba, sólo que con otras palabras y expresiones. Pero no es del todo cierto.
Quizá uno de los problemas es que estamos ya tan acostumbrados a utilizar el término bio o verde para todo aquello a lo que se le quiere dar características respetuosas con el medio ambiente, que hemos tendido a homogeneizarlo todo.
Es por esto que nosotros, cuando hablamos de ciudades verdes, hablamos de “Ciudades Biofilicas o Ciudades Resilientes”.
¿Y que es una ciudad Biofílica o Resiliente? El término biofilia es utilizado en Harvard para definir el grado en el que los humanos están conectados y realacionados con otros seres vivos y la naturaleza. De esta forma, las ciudades biofílicas serían aquellas que tienen un diseño y unas características que permite a sus ciudadanos desarrollar actividades y un estilo de vida que les permite aprender de la naturaleza, relacionarse con ella y comprometerse en su cuidado y mejora.
Algunas características con las que deben contar son:
_abundante naturaleza en sus proximidades
_afinidad entre los ciudadanos y la flora y fauna
_espacio y oportunidades para estar al aire libre y disfrutar de la naturaleza
_ambientes multisensoriales
_educación en los espacios abiertos
_medidas de apoyo a la conservación de la naturaleza

¿Vaís viendo ya las diferencias entre un modelo y otros, o por el contrario, creéis que están cada vez más cerca?

Share Button

0 76
Solar Impulse

Este miércoles fue presentado en la Base de la Fuerza Aérea de Payerne, Suiza, el Solar Impulse 2, la nueva versión del prototipo de avión solar monoplaza que en 2010 efectuó un vuelo sin escalas de 26 horas de duración.

Este nuevo prototipo, alimentado exclusivamente de energía solar, tiene una envergadura de 72 metros y un peso aproximado de 2.500 kg. Para hacernos una idea, su envergadura es similar a la de un Boing 747 con el peso aproximado de un coche familiar convencional.

SI2

Comparado con su predecesor, los materiales del Solar Impulse 2 son más ligeros y sus motores eléctricos son más eficientes. El avión mejorado contará además con función de piloto automático, sanitario, un cómodo asiento de clase ejecutiva e incluso suficiente espacio en la cabina para que el piloto pueda descansar o realizar ejercicio. El Solar Impulse 2 tendrá una velocidad máxima de aprox. 140 km/h lo que significa que deberá volar más de 120 horas seguidas, cinco días y cinco noches, ya que es el tiempo necesario para poder atravesar los océanos.

Según sus pilotos, y fundadores del proyecto Solar Impulse hace más de una década, Andrés Broshberg, ex-piloto militar, y Bertrand Piccard, nieto del célebre August Piccard, el avión podría mantenerse en el aire indefinidamente. En una entrevista con The Associated Press, Borschber también afirmó que: “El avión puede volar durante un mes, pero la pregunta es ¿qué puede hacer el pilóto?” . Tanto Piccard como Borschberg admitén que ellos son el eslabón más debil del proyecto: “Ya tenemos un avión sostenible en términos de energía, necesitamos desarrollar un piloto sostenible”

Solar Impulse 2

Borschber afirmó que el vuelo del Solar Impulse 2, que tendrá lugar en marzo 2015, se llevará a cabo en unos 20 días de viaje realizando escalas a lo largo de tres meses. El avión partirá del Golfo, dirigiendose al mar de Arabia, India, Birmania, China, el océano Pacífico, USA, el océano Atlantico, el sur de Europa y el norte de África para concluir en el punto de partida.

Share Button

0 87
Coches eléctricos

¿Qué es un coche eléctrico?

Un coche eléctrico es un vehículo impulsado por uno o varios motores eléctricos en un lugar de los motores gasolina o diesel habituales. Estos motores obtienen la energía de una o varias baterías instaladas en el propio vehículo. Aunque existen diferentes tipos de baterías las más comunes son las de iones de litio.

Los coches eléctricos no emiten ningún tipo de humo al circular, no emiten CO2, por lo que son considerados como no contaminantes. Pero eso no es del todo cierto, ya que puede ser contaminante durante el proceso de fabricación e incluso en la creación de la energía eléctrica.

Un poco de historia sobre los coches eléctricos

En contra de la mayoría de las creencias, el coche eléctrico no es un invento actual surgido somo solución a los problemas ambientales, sino que fue uno de los primeros automóviles que se desarrolló, siendo incluso anterior al motor de cuatro tiempos en que se basa el automovil actual.

El primer coche eléctrico se construyó entre los años 1830 y 1840 por el hombre de negocios escocés Robert Anderson. Posteriormente en la EXPO de París de 1867, Franz Kravogl, un inventor austríaco, mostró el primer ciclo de dos ruedas con motor eléctrico. Años más tarde, en la EXPO de Electricidad de 1881, de nuevo en París, fue Gustave Trouvé quien presentó un vehículo eléctrico de tres ruedas.

Durante principios del siglo XX, se producieron coches eléctricos en los Estados Unidos con cierto éxito comercial, enfocados principalmente a la clase alta, por su conducción limpia, tranquila, sencilla y especialmente por no requerir el arranque manual con manivela.

Pero la invección en 1913 del arranque eléctrico en motores de combustión , el sistema de producción en cadena de Ford desde 1908 y la mayor velocidad de introducción de mejoras en vehículos de combustión que en los coches eléctricos supuso la desaparición por completa de estos a finales de 1930.

¿Qué partes diferencian a los coches eléctricos?

  • Motor eléctrico:  puede haber uno o más de uno.
  • Puerto de carga: parte que recibe la electricidad del exterior, puede haber una toma para carga rápida.
  • Transformadores: los encargados de convertir la electricidad de la toma casera o de carga rápida en la carga para las baterías. Aunque no sólo rellenan las baterías, sino que se encargan de la refrigeración para evitar riesgos de explosión o derrames.
  • Baterías: son los “depósitos de combustible” de los coches eléctricos. Es posible que exista una batería adicional como la de cualquier coche para los sistemas de bajo consumo auxiliares.
  • Controladores: son los que comprueban el buen funcionamiento del vehículo, regulan la energía que recibe el motor.

¿Cómo se recargan los coches eléctricos?

Coche eléctrico en cargaEnchufándolos. La manera de recargar las baterías es conectarlas a la red eléctrica, lo que supone un tiempo de espera, el cual hoy por hoy, consituye uno de sus mayores inconvenientes.

Ese tiempo de espera, varía en función del voltaje y amperaje, una toma doméstica no puede admitir recarga rápida. La primera mitad de carga se produce de manera relativamente rápida, mientras que la segunda mitad tarda más tiempo en producirse.

No usar el vehículo durante un tiempo y el frío contribuyen a la descarga de la batería, aunque cabe destacar que estas baterías no sufren efecto memoria como las baterías de pequeños dispositivos electrónicos.

 

¿Qué ventajas e inconvenientes tiene el uso de coches eléctricos?

  • Ventajas:
    • En cuestión energética, son muy respetuosos con el medio ambiente. Usando la misma fuente de energía que los vehículos convencionales, la contaminación es mucho menor y si la fuente de energía es renovable, entonces las emisiones globales son cero.
    • Los motores eléctricos tienen un excelente rendimiento, sobre todo a revoluciones bajas, convierten en movimiento más del 90% de la energía consumida.
    • Mecanicamente son mucho más simples, el numero de piezas móviles es mínimo, apenas existen piezas de desgaste y la fiabilidad de sus motores es óptima.
    • Son capaces de girar a más de 20.000 RPM sin ningún tipo de ruido ni vibraciones. No producen contaminación acústica.
    • No tienen apenas mantenimiento.
    • Su uso permite el ahorro de combustibles fósiles.
    • Mayor eficiencia y par motor desde 0 RPM, no necesitan caja de cambios ni embrague.
    • No producen emisiones contaminantes a su entorno, solo en los lugares de producción, los cuales suelen estar controlados.
    • Aunque las baterías le hacen ganar peso, se ahorra mucho en la parte mecánica.
  • Inconvenientes:
    • La carga de baterías y su precio. Las baterías de mas de 400 km de autonomía son muy costotas y necesitan de unas 9 horas para recargarse.
    • Siguen contaminando y así seguirá siendo mientras se sigan utilizando materias primas contaminantes para la carga de las baterías.
    • Tienen menor autonomía que un coche convencional debido a la necesidad de cargas frecuentes.
    • Uno de los mayores inconvenientes es el precio inicial de un coche eléctrico en comparación con uno convencional.
    • Poca accesibilidad a puntos de recarga actualmente, lo que se espera que se vaya solucionando poco a poco.
    • El rendimiento se ve influenciado por la temperatura, con el frío empeora considerablemente.
    • Las baterías tienen cierto impacto ambiental durante su fabricación, aunque pueden ser recicladas al final de su vida útil en casi un 100% (de hecho,  existe una normativa de la Unión Europa que exige el reciclaje de todas ellas y en lugares específicos para ello).
    • Las baterías son muy grandes y pesadas y condicionan de tal manera que determinan la potencia del motor, el diseño del vehículo y la autonomía.
    • La energía de las baterías sólo puede provenir de enchufes en la red eléctrica. El uso de energía solar en vehículos se limita a prototipos y no es viable su construcción actualmente.

2 cosas que debes tener en cuenta:

  • Un coche eléctrico no es un coche híbrido

Aunque tienen mucha relación entre sí, no son lo mismo. Un coche híbrido es un vehículo que combina los dos tipos de propulsión, la térmica y la eléctrica. Un coche eléctrico sólo dispone de un tipo de motor, el eléctrico, aunque puede posee uno o varios.

  • El tiempo de carga de los coches eléctricos

El principal inconveniente hoy en día de los coches eléctricos es el tiempo de carga de los vehículos. Por tanto, se trabaja con la idea de habilitar puntos de recarga donde sea posible sustituir las baterías descargadas por otras con carga de manera instantánea, reduciendo al mínimo el tiempo de recarga del vehículo. Para ello, el sistema de baterías debería adaptarse para poder cambiarse rápidamente, tanto de una manera total como fraccionada.

Coche eléctrico

En resumen

Sus mayores ventajas son la eficiencia, las emisiones casi nulas y la variedad de fuentes energéticas. Como defectos, la poca autonomía, el alto precio de adquisición (no de mantenimiento), la poca oferta comercial y la falta de infraestructuras adecuadas actualmente.  

Vivimos en el apogeo los coches convencionales y hoy por hoy, son los más rentables. A medio plazo, los híbridos serán los grandes competidores porque aunan las ventajas de ambos mundos y tienen pocos inconvenientes, especialmente si son enchufables. A largo plazo, los coches eléctricos son los más fiables y rentables.

Pero queda mucho camino por recorrer, tanto fabricantes como las administraciones y la sociedad debemos dar un paso adelante. Se preveé que la implantación de los coches eléctricos empezará a aumentar considerablemente a partir de 2020, será entonces cuando se reduzca la dependecia energética del petróleo, mejorará ostensiblemente la calidad de vida, se reducirá la contaminación ambiental y acústica y se mejorará la eficiencia en el uso de los recursos energéticos.

Share Button