Home Tags Artículos relacionados con "impacto ambiental"

impacto ambiental

0 1869
Fracking

Os traemos un pequeño resumen de qué consiste esta técnica y cuáles son sus posibles riesgos. Un poco de luz ante un tema en el que parece que todo son verdades a medias

¿Qué es el Fracking?

Es una técnica utilizada para la extracción del gas situado en capas profundas del suelo, a través del uso de agua, arenas y otros componentes químicos.
En primer lugar, el suelo se perfora donde previamente los sondeos realizados indican o muestran la existencia de gas. Una vez se alcanza la capa del suelo donde éste se encuentra, se perfora de forma horizontal, ampliando la superficie de contacto del túnel abierto en esta zona del subsuelo.
Una vez llegado a este punto, se inyecta el agua con la mezcla química a alta presión, para fisurar las capas de esquistos que contienen el gas. El gas se libra y fluye hacia la superficie del pozo, donde es almacenado previamente a su traslado en camiones a los puntos de destino.
Para dar más seguridad a todo este proceso, las empresas recubren las tuberías por donde circula el gas y el fluido inyectado con cemento, para evitar filtraciones. Del mismo modo, se impermeabilizan los depósitos donde el agua con productos químicos se almacena (grandes balsas a cielo abierto).

fraking_05

 

¿Qué efectos puede tener sobre el medio ambiente?

Hay que tener en cuenta que, como toda actividad extractiva, genera una enorme presión sobre los recursos naturales y paisajísticos allá donde se instala una planta de obtención de gas de esquisto.
Al impacto visual de la eliminación de flora y fauna en la zona donde se asientan las plantas extractivas, para poder construirlas, la construcción de enormes balsas que acumulan productos químicos, y el trasiego continuo de camiones que transportan el gas, hay que sumarle los efectos y riesgos que no se ven: los que afectan al subsuelo.

Hay un riesgo muy elevado de filtraciones de “agua química” (el agua que se inyecta que contiene la mezcla de productos químicos necesarios para la extracción) hacia otras capas del subsuelo, pudiendo llegar a los acuíferos, contaminando el agua que posteriormente será utilizada por los humanos. Y este problema no sólo en las zonas dónde el agua es inyectada, sino a lo largo de todo el recorrido de las tuberías, donde las altas presiones junto con malos aislamientos pueden producir fugas a cotas superiores, más peligrosas si cabe que las anteriores.
Además, con respecto a la emisión de gases de efecto invernadero, el gas de esquisto libera más carbono que otros combustibles fósiles, con lo cual no es parte de la solución a este problema, sino que se convierte en un agravante.

¿Es realmente una energía barata y perdurable en el tiempo?

Vistos los resultados de esta actividad en los EEUU, parece que la industria a sobreestimado la capacidad y los recursos de los yacimientos encontrados. Por no decir que se han visto estimaciones sin disponer de datos verídicos y consultables.
La realidad de EEUU está siendo que, en los yacimientos más importantes, la productividad entre el segundo año de extracción y el primero se ha visto reducida entre un 60 y un 80%, lo que implica que el segundo año sólo se obtuvo entre un 20 y un 40% del gas obtenido durante el primer año. Y los cálculos estimas que el tercer año de extracción sólo se alcanza un 5%.

Con lo que parece que la productividad en el corto-medio plazo no es tan optimista como la industria promulga. Lo que lleva a una segunda conclusión: actualmente el coste de obtención de esta energía es bajo, pero atendiendo a la baja productividad de los pozos, junto al fenómeno conocido como “peak-oil” (pico de extracción de petróleo, que según algunos estudios ya se ha sobrepasado, y que implica que desde hace algún tiempo se está obteniendo menos petróleo de los pozos debido a su agotamiento) que también puede aplicarse al gas, dan a entender que el precio de esta energía sólo puede hacer que aumentar.

¿Qué es lo que deberíamos exigir?

Ante todo, lo primero, creemos que hace falta muchos más estudios con respecto los factores negativos ambientales de esta técnica extractiva.
Como ya hemos visto, a priori, parece que los inconvenientes son muchos, y los posibles daños a las capas de agua freática pueden suponer unos efectos para los seres humanos inimaginables.

De esta forma, análisis geológicos detallados, que tengan carácter público y accesible por los ciudadanos, y unas exigencias legales para dotar de la máxima seguridad a estas instalaciones sería necesario.

Al margen de esto, consideramos que simplemente por los posibles prejuicios que se podrían derivar a nivel ambiental, creemos que sería más sensato apostar e invertir por las energías renovables.

Si quieres conocer en qué zonas y municipios españoles hay permisos concedidos, pincha aquí

Si quieres saber más de la realidad del Fraking en los EEUU, pincha aquí

Share Button

0 813

Cuando las ciudades se comportan con humanidad, permiten que uno pueda sentirse en conexión con los otros; la mecánica de la nobleza establece vínculos entre los habitantes, un empático sentimiento de bienestar se establece cuando somos respetados y valorados y actuamos en consecuencia.
La vida en tales ciudades implica participar en la creación de una sociedad y no en padecerla; el mundo no se presenta como una guerra en la que intentamos sobrevivir a cualquier precio, sino como una aventura de descubrimiento compartido.

Cuando las ciudades se deshumanizan, nos aislamos, nos cerramos en nuestros pequeños grupos y luchamos por defendernos (y lo bien que hacemos).
No parece que sea difícil elegir en qué ciudad, en cuál sociedad uno quiere vivir, pero en la práctica: ¿cuál de estas sociedades construimos?

Ayer Berlín me sorprendió tan gratamente al otorgar un premio, que he necesitado volver a publicar después de un silencio de meses, porque me vuelvo a sentir parte de una comunidad y como tal, necesito comunicarlo.

la diversidad tiene valor

el valor de la diversidad

La creación tiene valor y precio

El arte conocido, del cual se habla y escribe, lejos está de ser “todo el arte”; es únicamente el arte que tiene precio, el arte con cotización, con valor de mercado. Para el comercio del arte, los premios a los artistas, son herramientas que sirven para fijar, aumentar o sostener la cotización de la obra; cuantos más premios recibe un artista, más caro puede venderse. Por eso galeristas, marchands, coleccionistas, periodistas, e instituciones de todo tipo, ejercen su influencia y presión cuando de premios se trata, porque esto les sirve para posicionar su producto en el mercado.
Esta puja comercial nada tiene que ver con la creación artística o con su valor, sino únicamente con su precio y mercadeo.
Esto es así en todo el mundo, desde Montevideo a Tanzania, pero tiene más fuerza en países como Alemania que crean el mercado.En países con la capacidad de generar y sostener la cotización de un artista, esta práctica mercantil, que en muchas ocasiones desvirtúa completamente el sentido del arte, está muy arraigada.

obra de Nanne Meyer

obra de Nanne Meyer

El misticismo como valor

Ayer un importante premio fue otorgado a Nanne Meyer, una artista que no se ha dejado llevar por las necesidades del mercado o la moda sino que hace 30 años desarrolla, con amor y dedicación, su disciplina sin otro objetivo más que vivir dentro del arte.
Es tan difícil encontrar exposiciones de arte contemporáneo en Alemania que nos hablen con humanidad, verdad y sencillez al tiempo que se entroncan sin rupturas con la tradición del arte que uno podría pensar que ya no existen.
O que, en el caso de existir, no es posible que tengan éxito.
Sin embargo el humilde y noble oficio de dibujante, de una profesora de arte local la hizo acreedora ayer (con gran pompa, eso sí) el premio “Hannah Höch” a la trayectoria artística, dotado de 60.000 eu.

De esta forma, las instituciones de la ciudad han reconocido, escuchado y valorado a quien construye su diversidad, enriqueciéndola. Tal respuesta al trabajo de 30 años de Nanne Meyer, no afecta solamente su realidad sino la de todos los que cada día sostienen (en algunos casos con pasión y locura, en otros con sistemático orden) que una sociedad que protege a sus creadores, a sus piezas únicas, a sus originales en todos los ámbitos, resguarda lo que la hace vivir con salud.
Acompaño desde aquí la decisión de este jurado que hace que no nos sintamos tan solos en nuestra tarea diaria.

Dan Arenzon

Curator, por Nanne Meyer

Kurator, por Nanne Meyer

Share Button

0 8930

El último informe del IPCC señala que hay una enorme puerta abierta para poder solucionar el problema, y que todavía es posible limitar el calentamiento global a sólo 2 grados más de la temperatura del planeta antes de la era industrial

 

Siguiendo el hilo del artículo publicado ayer, os traemos la última información pública sobre el calentamiento global.

El pasado 15 de abril, el IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático) publicó la tercera parte del 5º Informe de Evaluación sobre el Cambio Climático, que está dedicado fundamentalmente al asunto de la reducción de las emisiones de los gases que provocan el calentamiento del planeta. Este 5º informe está separado en tres volúmenes. El primero de ellos está centrado en la explicación científica del cambio climático, el segundo en detallar los efectos que éste tiene, y cómo se está notando ya en el planeta, y el tercero, que ha sido el publicado esta semana pasada, detalla qué es lo que podemos hacer para afrontarlo y detenerlo, porque aún estamos a tiempo.

El acceso al informe completo (en inglés) lo tenéis aquí.

Hay que tener en cuenta que en este documento, en el que han trabajado 235 autores de 58 países, plasma el trabajo de mucho años de muchísima gente, y no parece que esté teniendo un impacto en el ámbito público relevante. Y dado el contenido, no creemos que sea justo. Un primer pensamiento que nos viene a la cabeza es el de que quizá no guste demasiado a las grandes potencias, por eso la opinión pública no se hace eco de él.
Lo mas importante, a nuestro juicio, es que hay una enorme puerta abierta para poder solucionar el problema. El informe remarca que todavía es posible limitar el calentamiento global a sólo 2 grados más a cuando empezó la era industrial, momento a partir del cual las emisiones de efecto invernado empezaron a incrementarse. Según cuenta la experta Kelly Levin, del Word Resources Insitute (Washington) para la agencia IPS (Inter Press Service), el mensaje clave de todo es que se debe hacer un esfuerzo mayor en la reducción de emisiones, y que los próximos 10 años van a ser cruciales para lograrlo. Hay estudios que concluyen que no hubiésemos llegado a donde estamos si los países hubiesen cumplido los acuerdos anteriores con respecto a las reducciones de emisiones, pero a día de hoy hay países que aún están lejos siquiera de cumplirlos.
Lo primero que nos viene a la cabeza es que, si están lejos de cumplir los primeros acuerdos sobre el tema (todos recordamos Kioto y sus incumplimientos o no adhesiones), cómo estarán ahora con respecto a los ajustes que se van a tener que hacer. ¿De verdad es posible contener este problema?

Costes, inversiones y emisiones

Según el informe, si que se puede. Pero éste deja claro que para conseguirlo, hay que dejar de invertir en combustibles fósiles.  Éstos son, fundamentalmente, el petróleo y el carbón. Y mas o menos todos nos hacemos una idea del enorme poder que tienen estos sectores en la economía global.
El informe plantea y estudia cientos de posibles escenarios, en los que concluye que hay que reducir entre un 40 y un 70% las emisiones que contribuyen al calentamiento global durante los próximos 35 años para contener el incremento de la temperatura en sólo esos 2ºC de los que hablábamos antes. Y si esto se antoja difícil, de ahí en adelante, hasta finales de siglo, las emisiones se deben bajar hasta casi 0.

Si científicamente todavía estamos en un punto donde podemos encontrar soluciones, ¿dónde radica el verdadero problema? El verdadero problema está en los costes e inversiones que se tienen que realizar para poder mantener los niveles de consumo e incrementarlos reduciendo el uso de energías fósiles, porque serán muy elevados. El informe del IPCC es científico, no económico, y no se habla de cantidades específicas, pero si que aclaran que el impacto en el crecimiento económico sería relativamente bajo (sobre todo teniendo en cuenta los aspectos positivos, como es el evitar el calentamiento del planeta) y que los grandes esfuerzos de mitigación sólo tendrían una reducción del aumento del consumo del 0,06 %.
El informe apunta a la reducción de inversiones en energía eléctrica convencional (entorno al 20%) en los próximos 20 años, al mismo tiempo que se incrementarán las renovables, la nuclear, gas natural y técnicas de captación de carbono. Queda claro que se debe de dejar de invertir en energías fósiles.
Hay expertos que critican el informe en estas líneas, debido a la complejidad de las dinámicas energéticas. Apostar por modelos como el gas como combustible de transición desanima a invertir en renovables, puesto que el beneficio inmediato se encuentra en esta primera energía, y lastra el resto de las pretensiones de reducir las emisiones de gases. A esto hay que sumar las enormes inversiones de empresas en nuevas soluciones tecnológicas que esperan ver retornadas, y a las que el informe no parece ofrecer soluciones que contenten.

Complicadas decisiones

Como vemos, numerosos factores, numerosos agentes implicados y decisiones que suponen millones en inversiones. Con tal de facilitar las cosas, el informe incluye un resumen para gobernantes (también accesible desde el sitio web) que actúa como documento de consenso, lo que implica que los 195 países miembros del IPCC aceptan firmar debajo de sus conclusiones.

Pero bajo esta apariencia, se esconde el gran verdadero problema de todo: ¿quién y cómo va a pagar por ese cambio de modelo energético? Y detrás de la respuesta, se encuentra la realidad de porqué se ha llegado a donde estamos.
Antes de la publicación del informe, se llevaron a cabo en Berlín discusiones entre los países. Pero la realidad es que estas reuniones parecieron más una lucha entre ellos por estar lo mejor posicionado posible de cara a las negociaciones y acuerdos que se tienen que dar el año próximo. Y sobre la mesa, la decisión de ver cómo se repartirá el coste financiero de las reducción de gases y la adaptación de las economías a los nuevos retos, tema especialmente sensible para los países de ingresos medios (rentas medias) y potencias industriales. Y lo es porque son éstos los principales causantes de las emisiones pasadas.
Al final siempre surge el mismo debate, y es que los países que hoy son los más fuertes, lo han sido a base de contaminar más en el pasado, y de mantener en la actualidad niveles elevados. Los países en desarrollo necesitan energía barata para poder seguir avanzando, y esto implica repetir el modelo que ya hicieron los países ricos, y explotar las pocas selvas y zonas naturales que quedan.
Los países ricos no quieren que esto suceda, porque de ser así, las reservas ambientales del planeta se verán extinguidas, y sucumbiremos a un caos ambiental global. Pero la respuesta de estos países es clara: sólo porque en el pasado los ricos hayan destruido sus recursos, no les puede obligar a que ahora nosotros no hagamos uso de los nuestros para poder avanzar. Y si no, que nos compensen económicamente, porque todos tenemos el mismo derecho a avanzar y mejorar.
Al final este debate se puede llenar de números, datos, porcentajes y miles de millones, pero esta es la idea en la que se basa el problema ambiental: los ricos lo provocamos. Y ahora los que se están desarrollando quieren seguir avanzando, y para eso consumen sus recursos. Recursos ambientales que los ricos decimos que son de todos, pero que en el pasado (y no tan pasado) no los consideramos así. ¿Quién tiene razón? ¿Es posible llegar a un acuerdo? ¿Habrá capacidad económica y voluntad para llevarlo a cabo? Porque parece que la capacidad científica ya está.
Mientras, los países buscan sus posiciones y siguen pidiendo nuevas clasificaciones para poder repartir y distribuir de otra forma las cargas.

Y sobre todo este debate, ¿dónde queda el ciudadano?

Al final, cada uno de nosotros, nos vemos implicados y sufrimos las consecuencias de todas estas decisiones. Pero es el esfuerzo de cada uno el que también tiene que facilitar las cosas, puesto que la luz producida es consumida por alguien, los coches los conduce la gente, los termostatos de la climatización son programados por nosotros y la compra la realizamos también nosotros.
Es por eso que nos tenemos que concienciar en nuestros hábitos, y tratar de que nuestra huella ecológica individual sea lo menos profunda, para facilitar esta transición. Aquí os ponemos algunos de ellos, porque pequeñas acciones y cambios de hábitos si que pueden cambiar de verdad las cosas:

_Mantener la climatización a menos de 20ºC en invierno, y no menos de 25 en verano
_Apagar siempre las luces cuando no estemos presentes, aunque sean pocos minutos.
_Reducir el uso del vehículo privado, o compartirlo lo máximo posible
_Hacer uso del transporte público, la bicicleta, o ir a pie.
_Adquirir productos de empresas que respeten el medioambiente.
_Hacer la compra en tiendas de barrio o a productores locales.
_Adquirir productos que no estén empaquetados o envasados, o que tengan los menos posibles.

Share Button

0 1087
no oil canarias

En 2001 tuvo lugar la aprobación de un real decreto autorizando la realización de prospecciones petrolíferas en aguas del atlántico, a menos de 20 km de zonas declaradas Reservas de la Biosfera por las Naciones Unidas.

Dicho decreto fue anulado por el Tribunal Supremo en 2004, consecuencia de las multitudinarias protestas y debido a las grandes carencias en el tema de protección medioambiental que presentaba.
Ocho años más tarde, en marzo de 2012, el proyecto se vuelve a poner en marcha de manera unilateral, a pesar de la unánime oposición de todo tipo de instituciones, organizaciones, universidades, comites científicos, fundaciones culturales, sociales, artísticas e innumerables ciudadanos.

El archipiélago en alerta

NO_OIL

Más alla de la importante amenaza sobre el sector turístico (principal pilar económico de las Islas Canarias), un posible vertido podría afectar de manera irreversible a la totalidad de la superficie del archipielago canario. 7500 km2 de extensión y casi 20.000 especies de fauna y flora, de las cuales una cuarta parte son exclusivas en todo el planeta, se ven seriamente amenazadas.

El riesgo de contaminación es tal, que un accidente provocaría el colapso ecológico y económico de las islas, y aún así, y a pesar del reconocimiento de riesgo existente, tanto las autoridades españolas como el consorcio petrolífero (RESPSOL, REW Y WOODSIDE) están dispuestos a continuar adelante con las explotaciones.

 

No a las prospecciones petrolíferas

Desde Medioambientum opinamos que ya es hora de apoyar firmemente las energías renovables y nos oponemos totalmente a las prosprecciones petrolíferas. ¿Quieres saber por qué? Te damos 6 razones:

  1. El petróleo es un recurso energético muy contaminate y cada vez más escaso, mientras que las energías renovables son limpias y seguras.
  2. No existe forma de asegurar la extracción de petróleo en aguas profundas, sólo hace falta mirar el historial de accidentes, vertidos y derrames a lo largo de los años.
  3. La combustión de hidrocarburos supone la mayor contribución al cambio climático en el planeta.
  4. La extracción de petróleo, afecta de manera descomunal al ecosistema marino y compromete de manera directa otros sectores económicos como la pesca o el turismo.
  5. En caso de accidente o vertido, la logística necesaria para combatir el derrame es de una dimensión descomunal.
  6. Los puestos de trabajo relacionados con las energias alternativas difieren abismalmente tanto en cantidad como en calidad.
Share Button

1 22410
Cambio climático

En los últimos años hemos podido observar algunos de los impactos y las consecuencias del cambio climático en nuestro planeta, no sólo en el clima, sino también en el medio ambiente. El cambio climático es una alteración grave del equilibrio ambiental y sus consecuencias pueden ser terribles si no se busca una solución y se toman unas medidas drásticas ya.

 

Es inevitable pensar en el aumento de las temperaturas y el nivel del mar, como las principales consecuencias del cambio climático. Y aunque no son las únicas y la mayoría se derivan de estas, conoce aquí cuales son las más importantes:

1. Aumento de la temperatura media de la tierra

Una de las principales consecuencias del cambio climático, sino la más importante, y directamente vinculada con la emisión de gases que contribuyen al efecto invernadero. La tendencia del calentamiento terrestre ha sido el doble en los últimos 50 años, que en los 100 anteriores y de seguir así, se prevé que la temperatura media de la tierra pueda llegar a aumentar hasta 4°C en el año 2050.

Algunas de las consecuencias que implicaría esta subida de las temperaturas, pueden ser problemas de salud en ancianos y niños, ya que son los más vulnerables en los días de calor, o la facilidad de reproducción de algunos insectos que provocaran enfermedades a las plantas y afectarán a los cultivos. Las altas temperaturas generarán también un aumento de la deshidratación, y por tanto, de la demanda de agua potable, pero a su vez, la capacidad de los embalses se verá mermada, causando un desabastecimiento.

2. Aumento del nivel del mar y de su temperatura

El incremento de la temperatura global terrestre provocará la fusión del hielo glaciar, lo que generará el aumento en la cantidad de agua en mares y océanos. Según los científicos se espera que el nivel del mar pueda aumentar unos 20 metros de aquí al año 2100, lo que supone un peligro para todas aquellas ciudades que se encuentran situadas en la costa o terrenos por debajo del nivel del mar. Lugares como los Países Bajos, Calcuta, Bangladesh, Beijing, Shangai o el sur de Florida y la Bahía de San Francisco en EEUU, entre otros, se verán seriamente amenazados.

Según un informe del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM), uno de los primeros ejemplos de las consecuencias podría producirse en el mar Caribe, donde se prevé que el nivel del mar aumente unos 40 cm para el año 2060, lo que provocaría una invasión de las aguas subterráneas utilizadas para el abastecimiento por parte del agua salada del mar, ocasionando graves trastornos en el consumo de agua dulce.

No sólo el nivel del mar aumentará, sino también su temperatura, contribuyendo a la acidificación de los mismos y poniendo en grave peligro a numerosas especies vegetales y animales.

3. Aumento de la frecuencia y la intensidad de los fenómenos meteorológicos extremos

Ese incremento de temperatura del agua de los océanos conlleva un ascenso del nivel de evaporación del agua y del índice de nubosidad, lo que provoca el aumento de la frecuencia e intensidad de las tormentas, tornados y huracanes. Tradicionalmente esto sólo pasaba en el Caribe, pero la tropicalización de los mares, provoca que este fenómenos se den hoy por hoy en casi cualquier lugar del planeta.

Fuertes olas de calor, inundaciones o sequías son algunos de los fenómenos cada vez más habituales en nuestro planeta, cuya voracidad y frecuencia se estima que se ha duplicado en los últimos treinta años.

4. Cambios en los ecosistemas

Otra de las principales consecuencias del cambio climático, es el cambio que se produce en los ecosistemas. Aumento de la desertificación, extensión de la región tropical hacia latitudes más altas o desplazamiento de las regiones boscosas hacia regiones que hoy forman parte de la tundra y la taiga. Por no mencionar los profundos cambios que sufrirán los ecosistemas costeros, probablemente los más afectados debido al aumento del nivel del mar, provocados por la inundación de sus costas.

5. Peligro de extinción de numerosas especies vegetales y animales

Estos cambios desatrosos e irreversibles en los ecosistemas comprometen la integridad de numerosas especies vegetales y animales y consituyen una seria amenaza para su conservación.

El oso polar mismamente puede ser el primer afectado, ya que actualmente se puede observar como su población disminuye a medida que aumenta su dificultad para aclimatarse a la pérdida de su hábitat en las regiones del Ártico. Otro de los ejemplos puede ser la población de corales, gravemente afectada por el incremento de la temperatura del mar.

Según los expertos entre un 20 y un 30% de las especies animales y vegetales podrían verse en peligro de extinción por un incremento de entre 1,5 y 2,5 °C en la temperatura media global de la tierra.

6. Sequía

La disminución del nivel de agua dulce, en los ríos y lagos, debido a la evaporación causada por el incremento de la temperatura, provocará un nuevo problema, la sequía.

La sequía contribuirá a la desertificación de los suelos, perdiendo estos gran parte de sus nutrientes y emprobeciendo su composición, generando por tanto un grave problema para el cultivo.

7. Efectos sobre la agricultura y el espacio forestal

El aumento de las temperaturas y la escasez de agua contribuirá a la dificultad de cultivo y reducirá su productividad, provocando una escasez de alimentos y un aumento del hambre en el mundo.
Aumentará además el número de incendios en las zonas forestales, provocando la desaparición de esos grandes sumideros de carbono y contribuyendo aún más al impacto del cambio climático en el planeta.

8. Impactos sobre la salud humana

Según la localización y de la capacidad de adaptación de las regiones, las consecuencias del cambio climático pueden ser muy negativas para la salud humana. Se producirá un incremento del número de personas con malnutrición, así como el número de personas fallecidas directa o indirectamente por fenómenos meteorológicos extremos como las inundaciones, las tormentas, las sequías, las olas de calor o los incendios.

¿Y tú que opinas? ¿es hora de hacer algo por evitar el cambio climático? Comparte tus soluciones con nosotros a través de los comentarios.

 

Share Button

1 53
vertido petróleo

Según la información proporcionada por la Guardia Costera de los Estados Unidos, un barco que transportaba petróleo chocó contra otra embarcación este sábado cerca de la costa de Houston (Texas), provocando el derrame de unos 650.000 litros de fuel en la bahía de Galveston, que conecta con el Golfo de México.

Por fortuna, el impacto entre los barcos sólo habría afectado a un tanque de fuel con 168.000 galones y según informa el comunicado:

“La cantidad de petróleo derramado no es alarmante, sino que la principal preocupación es la seguridad del personal de emergencia”

La Guardia Costera se encuentra en estos momentos inspeccionando la zona afectada por el vertido en busca de sulfuro de hidrógeno y otros gases amenazantes para la salud y el medio ambiente, aunque según informa el Houston Chronicle, por el momento no se han detectado concentraciones que puedan considerarse peligrosas.

A pesar de no considerar alarmante el volumen del vertido de fuel, existe cierta preocupación por el impacto medioambiental que este puede producir, ya que se ha producido en una zona de migración de aves y que nos encontramos en el período del año en que se producen las migraciones.

Algunas de las medidas que se han tomado para paliar la repercusión del accidente es la prohibición de tránsito de embarcaciones por las zonas del canal cercanas al lugar del vertido.

La ONG Galveston Bay Foundation dedicada a la protección del medio ambiente, ha convocado a voluntarios para las tareas de limpieza del mar y animales afectados.

Share Button

0 50
El crecimiento en China

“La historia del arte es la historia del gusto, del buen gusto”, decía en voz muy alta por los pasillos de las escuelas de Bellas Artes, el dibujante Osvaldo Attila e insistía con razón “el gusto se educa”.

La Historia del Slow Food es la historia de una revolución cultural y el simple hecho de que no hayas oído nada de ella hasta ahora señala cuanto temor despierta este simple concepto para mantenerlo fuera de los medios de difusión masivos.
El Slow Food es mucho más que una alternativa a la comida rápida: desde 1986 es una asociación internacional sin fines de lucro presente en más de 50 países y cuenta con más de 100.000 socios con objetivos muy concretos.

Un Arca del Gusto
El modo en que comemos destruye nuestra emoción y sensibilidad juntamente con nuestro planeta; el Arca del Gusto protege productos de excelencia gastronómica elaborados en pequeña escala que se encuentran en peligro de desaparición.
Más de 1500 productos de decenas de países de todo el mundo han sido agregados al Arca del Gusto, por lo que estos alimentos están documentados, reconocidos y protegidos como herencia y patrimonio de la humanidad.
http://slowfood.es/proyecto/arca-del-gusto/

Comida rápida

Esto es comida rápida

Sabor es Saber y Poder
El Slow Food se ha propuesto modificar conductas sociales, leyes y variables económicas.
Otorga calidad de bien cultural a la comida y la alimentación
Protege la biodiversidad
Individualiza los productos alimenticios y los modos de producción ligados a su habitat para su categorización y protección en tanto que bienes culturales.
Promueve una mejora en la calidad de vida basada en el respeto al ritmo y tiempo naturales, al ambiente y la salud de los consumidores.

el crecimiento rápido

El derecho al olfato

El Derecho al Placer

El placer es un derecho humano, conocemos por placer movidos por la bondad o belleza con que un objeto se nos presenta; nos sentimos atraidos hacia el placer y rechazamos lo que nos produce displacer. Un objeto, una idea, una fruta, una luz, un aroma, provoca en nosotros una sensación placentera y entonces nos acercamos.
Sobre el placer se establece la base de toda comunicación, no hay contacto ni comunicación en el displacer, si no te provoca placer lo que estás leyendo, pues, dejarás de leerlo.
La vista, el oído, el tacto, el olfato y el gusto son los canales que tenemos para entrar en contacto con el mundo que nos rodea y todos ellos son fundamentales para lograr la armonía, la estabilidad, y el bienestar como principio vital.

Escribe la artista y educadora argentina Graciela Rossi ” Somos aquello que comemos, que vemos, que olemos,que escuchamos,que tocamos; los sentidos nos definen y uno se proyecta con ellos en el paisaje que lo rodea. Esto hace que no sea transparente nuestro paso por la vida, que vayamos dejando una huella que quedará para que otros la vean. Entrenar la mirada para descubrir las cosas que nos maravillan es la tarea del artista y debería ser también una tarea extensiva a todo ser humano”.

el caracol es símbolo del Slow Food

el caracol es símbolo del Slow Food

Share Button

0 55
Polución

“Renaturierung”, renaturalización es el término que emplean en Alemania para definir el proceso mediante el cual el hombre recrea las condiciones naturales que la cultura y la civilización han deformado o destruido.
El río Isar nace en los Alpes austríacos y pasa por Munich antes de desembocar en el Danubio. Canalizado, entubado, corregido y dirigido durante centenares de años, la ciudad de Munich ha invertido mucho dinero y desarrolla varios proyectos para permitirle al Isar retomar su cauce natural y replantar a su vera todas las especies autóctonas.

“Revitaliesierung” revitalización es el término usado en Suiza, pero el concepto es idéntico; desde hace más de 10 años la revitalización Suiza de los arroyos y ríos da nueva vida a animales y plantas en peligro de extinción al reconstruir su hábitat natural; los Suizos residentes además de disfrutar cotidianamente de la belleza de un paisaje natural vibrante, están ahora nuevamente protegidos de las inundaciones.

el caracol símbolo del movimiento Slow

el caracol símbolo del movimiento Slow

 La ciudad Slow

La oposición slow food / fast food expresa claramente un concepto, la cittaslow busca como la comida slow, recuperar la calidad de vida de las personas, y contruir hábitats dónde importan más las personas que la economía.

El modelo económico actual implica hacer las cosas de prisa y barato; la cadena de montaje, claro ejemplo deshumanizado de la sociedad industrial está integrada en la vida de millones de personas y aceptada como un valor que los economistas no han cuestionado… hasta ahora.

Il Tempo Giusto
Quienes creen en el crecimiento infinito, en un ambiente claramente finito, o son tontos o son economistas, dicen los cultores del Slow al proponer calidad sobre cantidad.

El simple acto de comer bien plantea la base de una revolución, porque para comer bien se debe vivir bien lo cual implica respetar el ambiente, proteger la biodiversidad, evitar la contaminación y diseñar ciudades a la medida y al servicio del hombre.

Orvieto sede mundial de las ciudades Slow

Orvieto sede mundial de las ciudades Slow

Orvietto, 100 km al norte de Roma es una ciudad de 3000 años de antigüedad y es la sede mundial de la ciudades Slow.
Es pequeña, 22.000 habitantes y le ha dicho no a las grandes cadenas de supermercados que destruyeron los pequeños productores en gran parte de Europa; pero ser Slow no le impide renovar su red de subterráneos y transportes.

La idea central de una ciudad Slow es la de aceptar con alegría y placer una jornada de nieve inesperada y cambiar las actividades programadas en lugar de emplear energía y dinero en luchar contra la nieve.

En Shanghai ya no se respira

Contaminación en Shanghai

Sonoma Valley es la primer Cittaslow de USA y Mar de las Pampas la primera de Argentina. En todos los continentes el crecimiento de las ciudades Slow es una realidad de un nuevo modelo económico que busca una sociedad más sana.
Sitio oficial de las ciudades slow http://www.cittaslow.org

Share Button

0 96
Flor azul hallada en el Tiergarten

Los Románticos buscaban la flor azul, el país de los sueños y el misticismo. El valor que el Romanticismo dio al placer y al sentimiento fue mucho más importante que el que podían tener la técnica o la racionalidad.

Pues los Románticos alemanes habrían coincidido conmigo y con el Movimiento Slow ya que pude encontrar la bella flor azul cuya foto comparto en esta nota, porque ni tengo automóvil ni viajo en buses o metros cuando puedo evitarlo (que es la mayor parte del tiempo); atravesaba en bicicleta el Tiergarten (el parque central de Berlín) volviendo de una clase de alemán cuando tuve la sorpresa de encontrar esta flor azul.

El caracol es el símbolo del Slow Movement

El caracol es el símbolo del Slow Movement

Slow movement: una revolución a la italiana

La historia del Slow Movement (el movimiento lento), la Slow Food, (la comida lenta) y la Cittaslow, (la ciudad lenta) es la historia de una revolución…lenta que lleva ya 28 años.

Comienza naturalmente en Italia, una de las patrias del gusto, con la reacción horrorizada de un grupo de amigos ante la apertura de una sucursal de la cadena de comida rápida (fast food) Mac Donald`s en la histórica y bellísima Piazza di Spagna, en el corazón de Roma.

Esta revolución ha crecido mucho desde entonces; el Slow Food se opone activamente a la estandarización del gusto en la gastronomía (o al mal gusto tratándose de Burger Donald`s); el Slow Movement trabaja por la salvaguarda de las culturas alimentarias regionales, la protección de sus productos y metodologías y promueve la educación del placer como principio de conocimiento.

hamburger

Existen quienes pueden ofrecerle esto a un niño

La Fundación Slow Food por la Biodiversidad

Con cientos de miles de miembros y voluntarios en todos los continentes tutela el ambiente, protege la biodiversidad y la resiliencia, promueve una agricultura y economía sostenibles, defiende a los pequeños agricultores y da peso y valor a los sabores como saberes.

http://www.fondazioneslowfood.it

Esta nota se abre con la flor azul de los románticos y se cierra con el cuestionamiento que un poeta, Baldomero Fernández Moreno hace a la ruidosa ciudad de Buenos Aires de hace 100 años; el autor de estos versos fue además médico rural en Argentina.

flor azul

La Flor Azul                                                   copyright Dan Arenzon

Tráfago

Me he detenido enfrente del Congreso,
y en medio del urbano torbellino,
he soñado en un rústico camino
y me he sentido el corazón opreso.

Una tranquera floja, un monte espeso,
el girar perezoso de un molino,
la charla familiar de algún vecino,
¿no valen algo más que todo eso?

Se ahogaban en la esquina algunas flores
a formidables tajos de colores
abríase el asfalto humedecido
como esbozando trágica sonrisa.
¡Quién va a fijarse en mí, si hay tanta prisa!
¡Quién va a escuchar mi voz, si hay tanto ruido!

El sol salió hoy en Berlin a las 5.55
Dan Arenzon

Share Button

0 264
Pilas recargables

En un mundo lleno de dispositivos eléctricos las pilas recargables se han convertido en algo fundamental. El precio elevado de las pilas tradicionales para su uso habitual ha provocado un auge de las pilas recargables en detrimento de estas. Aquí te contamos todo lo que necesitas conocer sobre ellas, qué son, qué tipos hay o cómo cargarlas.

¿Qué son las pilas recargables?

Una pila eléctrica es un dispositivo que produce energía eléctrica mediante una reacción química que se lleva a cabo en su interior.

Las pilas convencionales son desechadas una vez finalizada su carga, puesto que la reacción que genera esa corriente eléctrica agota los materiales.

La diferencia con las pilas recargables es que en éstas, esa reacción química es reversible, por lo tanto, en lugar de ser desechadas tras su  uso, pueden ser recargadas y utilizadas nuevamente en numerosas ocasiones.

Es importante comentar que las pilas convencionales no están preparadas para ser recargadas. No debe hacerse bajo ningún concepto, no sólo porque no se conseguirá reestablecer su energía, sino por que pueden producirse alteraciones como fugas, mal funcionamiento del aparato o incluso pueden llegar a explotar.

Las pilas recargables tampoco tienen un uso infinito, poseen una vida útil con un número limitado de recargas en función del uso y del tipo de pila.

Tipos de pilas recargables

Basicamente existen tres tipos de pilas recargables:

  • Níquel-cadmio (NiCd): Es el tipo de pila más antiguo.

Ventajas: Suelen ser las más baratas.

Inconvenientes:  Menor vida útil, menor capacidad de carga y la presencia de cadmio la convierten en un elemento muy contaminante para el medio ambiente. Además sufren un problema conocido como “efecto memoria”. Lo que ocurre es que la pila deja de ser cargada por completo aunque de señal de que si lo está. Para evitar este fenómeno, la mejor manera es no realitar cargas cuando la pila esta parcialmente descargada, lo recomendable es esperar a que la pila se agote del todo.

  • Hidruro metálico de níquel (NiMH): Son las más utilizadas actualmente.

Ventajas: Mayor capacidad de carga, mayor vida útil y normalmente soportan más ciclos de recarga que las NiCd (aunque puede depender del fabricante). También son menos contaminantes y no sufren el efecto memoria.

Inconvenientes: Son algo más caras que las NiCd (aunque tienen mejor rendimiento  en función del precio)

  • Ión de litio (LiOn): Son las más caras, aunque también las más ligeras.

Ventajas: Elevada cantidad de energía y gran resistencia a la descarga. No sufren el efecto memoria y poseen un amplio número de ciclos de cargas.

Inconvenientes:  Se degradan muy rápido y son muy sensibles a las altas temperaturas, lo que puede acarrear su destrucción por inflamación o explosión.

Capacidad de las pilas recargables

La capacidad de energía en las pilas se mide en miliamperes/hora  (mAh). Conociendo el consumo de cada equipo podremos determinar el tiempo de duración de la pila en el dispositivo. Esto es un cálculo aproximado, ya que segun las características del dispositivo el consumo o el rendimiento pueden verse afectados.

Cargadores

Los cargadores son los dispositivos de recarga para las pilas y su funcionamiento es muy sencillo, basta con colocar las pilas en su interior y conectarlo a la red eléctrica.

El proceso de recarga consiste en el paso de corriente eléctrica a través de ellas, de forma que la reacción química se invierta y la energía sea de nuevo almacenada en el interior de la pila.

Existen diferentes tipos de cargadores, según su velocidad de carga. A mayor velocidad de carga, menor tiempo necesario para la recarga.

Es necesario conocer su funcionamiento para realizar una elección acertada:

  • Los cargadores más rápidos, generan un aumento del calor en la pila, por lo tanto debemos elegir un cargador con un piloto que nos señale que la pila se encuentra totalmente cargada. Este aumento de calor en la pila es peligroso, puede provocar que la pila se vacie e incluso llegar a causar una explosión.
  • Por el contrario los cargadores de recarga más lenta, los más habituales en el mercado, no poseen apenas riesgo de sobrecalentamiento en las pilas. Además son más baratos y con su uso las pilas acaban teniendo una mayor vida útil.

A la hora de elegir un cargador ten en cuenta elegir un dispositivo válido tanto para NiCd como para NiMH y en caso de ser posible, elige uno que corte la corriente una vez finalizada la carga.

Pilas recargables falsas

Con el incremento de consumo de pilas, procedente de la proliferación en el uso de dispositivos electrónicos, el mercado de pilas falsas aumentó considerablemente.

Es necesario evitar su uso ya que suelen ser pilas con un tiempo de vida útil muy inferior, y suelen tener menor calidad y capacidad de la que dicen tener. También es facil que nos engañen con el tipo de pila, NiCd en lugar de NiMH.

Una de las formas de detectar pilas falsas es observar sus características. Por ejemplo, es habitual que posean datos erróneos entre sus prestaciones, como una mayor capacidad de la existente en la actualidad en todas las pilas.

Consejos

  • Desde aquí te recomendamos el uso de pilas recargables en lugar de las tradicionales de un solo uso. Con unos pequeños cuidados puedes ampliar su vida útil y sus recargas, con el consiguiente ahorro, tanto en el bolsillo como a la hora de generar residuos.
  • Evita la exposición al calor y guardalas en un lugar seguro. Si una pila tiene fugas o señales de oxidación, desechala.

Contribuye al cuidado del medio ambiente y descarta siempre tus pilas usando un punto de recolección habilitado para ello.

Share Button