Home Tags Artículos relacionados con "yoga en pareja"

yoga en pareja

0 408
yoga en pareja

El yoga tiene muchos beneficios para el organismo. Es una de las disciplinas más completas a nivel corporal y psicológico. Por eso, puede aportarnos muchos beneficios si lo practicamos solos. Pero si lo hacemos en pareja los resultados se multiplican. ¡Hay muchísimas razones para hacer yoga en pareja!

  • Aumenta la confianza. La relajación individual invita a estrechar lazos y a encontrar la serenidad y empatía para hablar de cualquier tema. A nivel físico, dependes de la otra persona para determinados ejercicios. Esto requiere un apoyo ciego y confianza plena.
  • Equilibrio y coordinación. No dependes solo de ti, sino que hay que encontrar un equilibrio común. La coordinación entre ambos es esencial, convirtiéndoos en el mejor de los equipos.
  • Paciencia y comprensión: la conexión entre ambos requiere de tiempo y empatía. Hay que aprender a no querer ir por delante, a esperar al otro y comprender su situación. Solo así sumaréis vuestras energías y lograréis una unión profunda.

Posiciones de yoga en pareja fáciles

Los beneficios del yoga en pareja son múltiples, pero requieren mucha práctica. Si sois principiantes y queréis comenzar vuestra andadura en el mundo yogui, estas son las posiciones que debéis conocer para pasar un buen rato e iniciaros en esta disciplina.

  • Postura sentado. Solo hay que sentarse espalda contra espalda, irguiéndola bien con las piernas cruzadas y respirando profundamente. Estirad los brazos hasta casi poner las manos en los muslos de la pareja
  • Postura sentado fácil. Manteniendo la misma posición anterior, girad hacia el mismo lado.
  • Estiramiento de pie. Colocaros de frente y cogeros de la mano. Con los pies juntos nos dejamos caer hacia atrás, de forma que ambos quedéis en un equilibrio perfecto. El resultado tiene que ser una V.
  • Postura del ángulo atado. Uno de los dos debe sentarse de modo que las plantas de sus pies se toques. Esta es la que se llama postura del zapatero. El otro debe sentarse espalda contra espalda, echando hacia atrás mientras el primero flexiona hacia delante.
  • Postura del doble bailarín. Levanta una pierna hacia atrás como si fueras a dar una patada a un balón. Tu pareja debe hacer lo mismo con la pierna contraria. Agárrate el tobillo de la pierna levantada mientras que con la otra mano os apoyáis el uno en el otro.

Posturas de yoga en pareja difíciles

Los beneficios del yoga en pareja comienzan a notarse cuando aumentamos la complejidad de los ejercicios, con posturas como estas:

  • El cuadrado. Ambos os sentáis con las piernas extendidas en forma de L, uno frente al otro para que las plantas de los pies se toquen. Toma los tobillos de tu pareja y elévalos en el aire.
  • El barco. Sentados igual que en la posición anterior, elevad las piernas en el aire lo más rectas posibles, cogiéndoos de la mano para dejaros caer hacia atrás.
  • Doble árbol. De pie y de espaldas, entrelazad los brazos mientras uno se inclina hacia detrás y el otro hacia delante, cargando finalmente el peso completo de su pareja.

Posturas de yoga en pareja para niños

Los peques de la casa también pueden aprovecharse de los beneficios del yoga en pareja. Estas son variantes de las ya vistas, simplificadas y con los niños siempre como elemento de carga en vez de individuo de sujeción. ¡Lo pasarán pipa!